Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

UPN denuncia el injusto reparto de cargos en la FNMC y promete resistir la creciente marginalización de su partido.

UPN denuncia el injusto reparto de cargos en la FNMC y promete resistir la creciente marginalización de su partido.

En una noticia reciente, UPN ha expresado su crítica hacia la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) por aprobar una propuesta que deja a los regionalistas fuera de los principales órganos de la entidad. UPN denuncia que casi la mitad de los puestos designados en comisiones y consejos de la FNMC corresponden a EH Bildu, lo cual consideran una exclusión institucional y política en su contra.

Según UPN, tanto el PSN como EH Bildu tienen una "obsesión enfermiza" por excluir al principal partido de Navarra. Han destacado que esto se evidencia en la iniciativa de arrebatarles las presidencias de siete comisiones parlamentarias y en la imposición de un reparto que los deja fuera de los principales órganos en los que participa la Federación Navarra de Municipios y Concejos. Para UPN, esta exclusión es un desprecio a su representación y no respeta la realidad municipal de Navarra.

Los regionalistas reaccionaron ante la decisión de la Comisión Ejecutiva de la FNMC de designar representantes en comisiones, consejos sectoriales y órganos interdepartamentales con el Gobierno de Navarra. En total, se han designado 216 puestos de representación, de los cuales 43 son destinados a personal técnico.

UPN también ha criticado que se haya excluido a sus vicepresidentes de la Comisión Foral de Régimen Local, así como al vicepresidente primero del Consejo Territorial de la Federación Española de Municipios y Provincias. Además, no estarán presentes en el consejo de administración de Nilsa. Según los regionalistas, casi la mitad de los puestos designados para representantes de entidades locales han sido asignados a representantes de EH Bildu, a pesar de que UPN gobierna para el 53% de la población navarra.

UPN ha señalado que este paso promueve la "euskaldunización" de una institución cuya mayoría de entidades locales no son nacionalistas ni independentistas. Han reprochado al PSN por actuar como "cómplice necesario" de este "asalto abertzale" a la FNMC, a cambio de recibir representatividad y peso político por parte de EH Bildu.

Los regionalistas consideran que se les quiere ningunear, acallar y aislar. Alegan que las palabras como pluralidad, consensos, participación y convivencia utilizadas por otros partidos son una falacia para enmascarar su sectarismo ideológico y su rechazo hacia el partido con mayor respaldo en el Parlamento y en los ayuntamientos de Navarra.

UPN concluye que la deriva autoritaria y radical iniciada por la Presidencia de EH Bildu con el apoyo de los socialistas no permite alcanzar un camino conjunto en defensa de las entidades locales de Navarra, que siempre se ha caracterizado por la integración, la convivencia, el respeto democrático y el apoyo al municipalismo alejado de intereses partidistas.