Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Taberna destaca la importancia del compromiso social y político en la lucha contra la violencia de género.

Taberna destaca la importancia del compromiso social y político en la lucha contra la violencia de género.

En Pamplona, el vicepresidente primero y consejero de Presidencia e Igualdad del Gobierno de Navarra, Félix Taberna, ha resaltado la importancia de fortalecer el "compromiso social y político" en la lucha contra la violencia de género. Taberna ha participado este martes en el pleno extraordinario del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer celebrado en Madrid, presidido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En sus declaraciones, Félix Taberna ha afirmado que "la violencia contra las mujeres es un tema que concierne a todas las administraciones, tanto autonómicas como estatales, así como al Poder Judicial". Además, añadió que "desde Navarra hemos recalado la necesidad de que el inusual aumento de violencia vicaria detectado en el país en los últimos meses, genere una mayor unión social". "Es crucial que la sociedad perciba este fenómeno como algo alarmante y que estemos plenamente conscientes al respecto", señaló Taberna.

El Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer es un organismo interministerial colegiado en el que participan representantes de las comunidades autónomas, la Justicia, la sociedad civil, y organizaciones sindicales y empresariales. En la reunión de hoy, también estuvieron presentes la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero; el ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la ministra de Igualdad, Ana Redondo; y la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego.

Félix Taberna reiteró que "para el Gobierno de Navarra es prioritario trabajar en la erradicación de todas las formas de violencia de género, que constituye una violación de los Derechos Humanos y un obstáculo para el progreso de cualquier sociedad democrática". "Nos enfrentamos a un desafío como sociedad, considerado como una prioridad en el marco de un nuevo modelo de país alineado con la Agenda 2030", explicó.

La vicepresidencia primera y el Departamento de Presidencia e Igualdad, a través del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), coordinan las acciones públicas en materia de prevención y atención de la violencia hacia las mujeres, con especial énfasis en menores, desarrollando e impulsando recursos de intervención integral, capacitando a profesionales, agentes sociales y operadores jurídicos, y realizando campañas de concienciación.

El año pasado, en la Comunidad foral se registraron 2.091 denuncias por violencia contra las mujeres, según el Informe de denuncias policiales interpuestas en Navarra correspondiente al año 2023.

Taberna señaló que "se ha observado un aumento en las denuncias, lo cual no necesariamente indica un incremento en la violencia, sino que se interpreta como una mayor sensibilización y concienciación. La violencia normalizada y invisibilizada está siendo denunciada más abiertamente. Sin embargo, es difícil medir con precisión porque la mayoría de los casos de violencia sexual no se denuncian", explicó.

Casi el 70% (1,395) de las denuncias fueron por violencia física o psicológica o únicamente psicológica; el 17% (356) por violencia sexual y el 16% (340) por incumplimiento de órdenes de protección.

Según el informe, casi la mitad de las denuncias por violencia, el 47%, fueron interpuestas por mujeres de entre 30 y 49 años, seguido por el grupo de edad de 18 a 29 años (27,74%), menores de 18 años (11,48%), 50 a 64 años (10,66%) y 65 años o más (2,53%). Además, se destaca la edad de las mujeres que denunciaron violencia sexual (356), donde casi el 40% tenían menos de 18 años y más del 30% entre 18 y 29 años.

En cuanto al tipo de relación entre las mujeres víctimas y los agresores masculinos, casi tres cuartas partes (73,80%) de las denuncias fueron contra la pareja actual o expareja de las mujeres. En un 12,20% de los casos, las mujeres no tenían relación con el agresor, y en un 13,97%, el hombre era un familiar o mantenían otra relación.