Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Polémico encierro de toros de José Escolar acaba en caos

Polémico encierro de toros de José Escolar acaba en caos

PAMPLONA, 8 Jul.

Los toros de la ganadería José Escolar Gil han protagonizado este sábado un accidentado segundo encierro de las fiestas de San Fermín. El recorrido estuvo repleto de momentos de peligro y numerosas caídas de los mozos, aunque afortunadamente no se registraron heridas graves. En total, cuatro corredores resultaron heridos, uno de ellos con una posible herida por asta.

La carrera fue muy rápida y duró 2 minutos y 23 segundos. El encierro comenzó puntualmente a las ocho de la mañana desde los corrales de Santo Domingo. La manada salió estirada desde el inicio y se orientó principalmente hacia el lado derecho de la cuesta de Santo Domingo, lo que provocó que algunos mozos cayeran al suelo al paso de los astados.

En un tramo del recorrido, un corredor fue empujado por uno de los toros y quedó atrapado en el centro de la manada, pero logró rápidamente ponerse a salvo. Posteriormente, en la plaza del Ayuntamiento, uno de los toros golpeó con el pitón a dos mozos.

Al llegar a la curva de Mercaderes, algunas de las reses resbalaron, lo que generó momentos de peligro. En uno de ellos, el toro que lideraba la manada rozó con su cuerno la espalda de un corredor vestido de azul. Seguidamente, el mismo toro acorraló a dos corredores en el tramo izquierdo de la Estafeta, quienes cayeron al suelo pero lograron salir ilesos.

En la recta de la Estafeta, la manada se dividió, lo que permitió a los mozos buscar su oportunidad para correr delante de los toros. Sin embargo, debido a la gran cantidad de corredores, se produjeron empujones y caídas. En la mitad del recorrido, varios corredores tropezaron unos con otros, pero los toros pasaron por encima de ellos sin generar peligro.

Las reses continuaron la carrera por la curva de Telefónica hasta el callejón, donde se estiraron y dividieron un poco más. Las caídas y los momentos de peligro continuaron. De hecho, uno de los corredores fue empujado en la espalda por uno de los astados mientras ingresaba al coso taurino.

En el interior del callejón, otro mozo cayó al suelo y se quedó quieto mientras los toros saltaban por encima de él. Finalmente, logró arrastrarse a un lado y ponerse a salvo.

Los toros llegaron a la Plaza de Toros sin mayores problemas y fueron introducidos uno a uno en los chiqueros sin dilatar la carrera.

Esta tarde, a las 18:30 horas, los astados serán lidiados en la plaza de toros por los diestros Fernando Robleño, Juan del Álamo y Borja Jiménez.