Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La Policía Nacional acusa a los pilotos de drones no autorizados durante los Sanfermines

La Policía Nacional acusa a los pilotos de drones no autorizados durante los Sanfermines

PAMPLONA, 17 Jul.

La Policía Nacional sancionará a los pilotos de cinco drones no autorizados que volaron durante los Sanfermines de 2023. Dos de estos vuelos fueron inhibidos por parte de las herramientas tecnológicas con las que cuenta el Cuerpo Nacional de Policía para impedir que sobrevolaran aglomeraciones de personas.

En concreto, se produjo la inhibición y control de un dron que sobrevoló a miles de personas durante los fuegos artificiales, y de otra aeronave no tripulada no autorizada que intentó acceder al recorrido del encierro, según ha informado la Policía Nacional en una nota.

Además, fue detectado un dron sobrevolando el material pirotécnico de los fuegos artificiales del último día de las fiestas durante el lanzamiento de la colección. El piloto se encontraba manifiestamente influenciado por bebidas alcohólicas, arrojando una tasa de alcohol en aire expirado de 0,59 mg/l. La Policía Nacional ha explicado que está totalmente prohíbo realizar este tipo de actividad cuando se ha consumido alcohol.

En todo caso, en estos Sanfermines se ha detectado una menor incidencia en vuelos irregulares de drones.

La Base Delegada de Medios Aéreos de la Policía Nacional de Navarra, durante el dispositivo implementado para la vigilancia y prevención de vuelos no autorizados sobre la ciudad de Pamplona, ha realizado un total de 56 operaciones de vuelos con drones y 11 con helicóptero tripulado, cubriendo la totalidad de los eventos de relevancia que han tenido lugar en Pamplona.

Entre los servicios más destacados, se han cubierto todos los encierros mediante patrullas aéreas, controlando tanto el recorrido como aquellas ubicaciones con aglomeraciones de personas o en las que se generaba una mayor incidencia delictiva, haciendo uso de dos aeronaves no tripuladas de gran envergadura que permitían trasladar en tiempo real las imágenes al centro de coordinación, facilitando con ello la toma de decisiones a los mandos policiales.

Además, se establecieron vuelos estacionarios ('hovering') durante las corridas de toros para el control de afluencia de personas en todos los días que se celebraron festejos taurinos.

En la parte operativa, los drones de la Policía Nacional participaron en varios DEC (dispositivos estáticos de control) instalados por parte de la Unidad de Intervención Policial en lugares de Pamplona, con la finalidad de identificar posibles vehículos que intentaron evitar el control, ocupándose posteriormente a sus ocupantes objetos prohibidos y sustancias estupefacientes, principalmente.

Por su parte, el helicóptero de la Policía Nacional desplazado desde la Base Aérea de Zaragoza realizó apoyos de vigilancia aérea en varios de los eventos principales de las fiestas, en particular el chupinazo, la procesión de San Fermín y las corridas de toros.

En cuanto al control del espacio aéreo, este es el segundo año que la Policía Nacional acota un vuelo restringido sobre la ciudad de Pamplona para evitar el vuelo no autorizado de drones por parte de particulares.

En total, han sido 14 los especialistas de medios aéreos que han realizado estas funciones durante las fiestas de San Fermín.