Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

EH Bildu y PSN logran moción de censura y nombran a Joseba Asiron como alcalde de Pamplona

EH Bildu y PSN logran moción de censura y nombran a Joseba Asiron como alcalde de Pamplona

El concejal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, Joseba Asiron, ha sido elegido como nuevo alcalde de la ciudad, luego de que se aprobara una moción de censura con el apoyo de EH Bildu, PSN, Geroa Bai y Contigo-Zurekin. Es la primera vez en el periodo democrático que se lleva a cabo una moción de censura en el consistorio de la capital de Navarra.

La moción, acordada entre EH Bildu y PSN, recibió el respaldo de Geroa Bai y Contigo-Zurekin, y destituyó a Cristina Ibarrola de UPN de su cargo como alcaldesa. La votación contó con quince votos a favor (ocho de Bildu, cuatro del PSN, dos de Geroa Bai y uno de Contigo-Zurekin) y once en contra (nueve de UPN y dos del PP). Cabe destacar que un concejal del PSN no estuvo presente, ya que el partido no logró cubrir la vacante de Elma Saiz, quien dejó el Ayuntamiento para ser ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Cristina Ibarrola asumió la alcaldía en junio, gracias a ser la lista más votada de UPN en las elecciones municipales de mayo. En su investidura, el PSN se abstuvo y no se formó una mayoría alternativa a favor de Ibarrola.

Sin embargo, tras medio año en el cargo, los socialistas y EH Bildu hicieron público un acuerdo para presentar una moción de censura el pasado 13 de diciembre.

De este modo, Joseba Asiron vuelve a ser alcalde de Pamplona, después de haber ocupado el cargo en el período legislativo de 2015-2019. En aquel entonces, el apoyo del PSN no era necesario, ya que Asiron contaba con mayoría gracias al respaldo de EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra.

En el debate, tanto Asiron como la portavoz de EH Bildu no intervinieron.

Ibarrola durante su intervención afirmó que el debate es "el final de esta macabra obra titulada 'Traición a Pamplona', sin sorpresas y con un final escrito hace seis meses". Además, declaró que el PSN le está entregando a Bildu un gran premio que llevaban tiempo esperando y que permite mantener a Pedro Sánchez en el poder.

Ibarrola aseguró que la moción es un regalo prometido en junio y que el partido heredero del daño causado por ETA recibe en plena Navidad. También destacó que es un hito histórico sin precedentes, ya que por primera vez el Partido Socialista entrega una institución a cambio de votos. Según ella, votar al Partido Socialista en Pamplona equivale a votar a Bildu.

La alcaldesa saliente señaló que deja el cargo "con la cabeza muy en alto" y "orgullosa de lo logrado". Criticó el manejo del Partido Socialista en relación a Pamplona y afirmó que esto estaba premeditado, incluso antes de que asumiera la alcaldía. También expresó su malestar por el uso de mentiras y falacias por parte del PSN en su contra.

En contraparte, el portavoz del PSN, Marina Curiel, afirmó que Ibarrola llevó a cabo una acción política prepotente, unilateral y opaca, y se mostró ajena a la escucha y al diálogo, menospreciando a las demás fuerzas políticas a pesar de estar en minoría. Curiel también criticó que Ibarrola no llegara a acuerdos y obstaculizara el progreso de la ciudad. Además, señaló que se presentó la moción de censura porque UPN los señala y los insulta.

Por su parte, el concejal del PPN Carlos García Adanero indicó que a los portavoces que no intervinieron les daba vergüenza hablar, ya que saben que le deben agradecer a Sánchez y a Madrid por su nombramiento como alcalde, a pesar de todo lo que habían dicho sobre Madrid. También mencionó a los vecinos de Pamplona asesinados por ETA y que no han sido condenados, así como los ocho crímenes sin resolver en Pamplona.

El concejal de Geroa Bai pidió evitar los descalificativos hacia los oponentes políticos y enfatizó la necesidad de convivir en paz entre Pamplona e Iruña. También señaló que este es un día importante para la ciudad y habló del cambio, el progreso y la necesidad de salir de la parálisis de los últimos cuatro años y medio.

Finalmente, el portavoz de Contigo-Zurekin agradeció el acuerdo entre todas las fuerzas progresistas y destacó la formación de un nuevo gobierno y un nuevo proyecto de ciudad. Hizo un llamado a volver a la tolerancia y el respeto como garantía de vivir en democracia, y destacó que las generaciones futuras agradecerán esta actitud.