Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

UPN niega cualquier participación en acciones en contra de la presidenta

UPN niega cualquier participación en acciones en contra de la presidenta

En medio de la tensión en Navarra, UPN ha salido al paso desmintiendo cualquier conexión con las protestas contra la presidenta del Gobierno foral, María Chivite. La formación regionalista ha rechazado categóricamente las acusaciones del portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, quien vinculó a concejales, simpatizantes y afiliados de UPN con los incidentes ocurridos en distintos puntos de la región.

En un comunicado, UPN ha asegurado que sus representantes no estuvieron involucrados en actos violentos ni en las protestas en cuestión, y ha denunciado que se está difamando a sus miembros. La formación ha señalado que incluso miembros del Comité Ejecutivo de UPN fueron increpados en una protesta en Cabanillas, lo que demuestra la falsedad de las acusaciones de connivencia.

Los regionalistas han criticado al PSN por intentar desviar la atención del descontento del sector primario hacia UPN. Consideran que las acusaciones son una artimaña sucia para desacreditar al principal partido de la oposición y han rechazado las afirmaciones sobre la presunta participación de concejales de UPN en los altercados.

UPN ha defendido el derecho a la afiliación política como un asunto privado protegido por ley, y ha rechazado las insinuaciones del PSN sobre la presunta presencia de sus afiliados y simpatizantes en las protestas. La formación ha subrayado la diferencia entre la protesta pacífica y la participación en actos violentos, refutando las acusaciones de Alzórriz.

En un tono contundente, UPN ha instado al PSN a asumir las críticas que enfrenta el Gobierno de Chivite, y ha denunciado la supuesta imagen positiva que intenta vender el partido gobernante. Los regionalistas han concluido que las protestas de los agricultores reflejan un descontento real y contradicen la narrativa oficial del Partido Socialista en Navarra.