Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Txantrea sigue avanzando hacia una mayor seguridad para peatones con la cuarta etapa del plan de reurbanización de sus calles y plazas.

Txantrea sigue avanzando hacia una mayor seguridad para peatones con la cuarta etapa del plan de reurbanización de sus calles y plazas.

PAMPLONA, 20 Sep. - El Ayuntamiento de Pamplona iniciará la cuarta fase del proyecto de reurbanización de calles y plazas en el barrio de Txantrea, con el objetivo de dar mayor protagonismo al peatón. Estas obras, programadas por el área de Desarrollo Sostenible y Proyectos Estratégicos, afectarán al espacio comprendido entre las calles Artajona, Cáseda, Cintruénigo, Etxalar, Etxarri Aranatz, travesía de Espronceda, Ezkaba, San Cristóbal, plaza del Euskera y plaza del Reloj, y se llevarán a cabo entre 2024 y 2025.

Esta actuación forma parte de las ayudas provisionales del Plan de Inversiones Locales (PIL) del Gobierno de Navarra, que tiene como objetivo financiar obras de renovación de redes, pavimentación y urbanización de travesías. El presupuesto total del proyecto de reurbanización de las calles y plazas del barrio asciende a 4.334.545,36 euros, con IVA incluido.

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y el Ayuntamiento de Pamplona serán responsables de los gastos del proyecto. La Mancomunidad recibirá un 85% de los 1.220.223,31 euros sin IVA correspondientes a su participación, lo que equivale a 1.037.189,81 euros. Por su parte, el Ayuntamiento de Pamplona recibirá un 85% de los 1.792.291,23 euros sin IVA que le corresponden, es decir, 1.532.447,54 euros. Además, el Ayuntamiento podría recibir hasta un 10% adicional si se justifica un mayor gasto en conceptos subvencionables. El resto de la inversión municipal, que asciende a 1.789.977,66 euros sin IVA, no recibirá ayudas.

El proyecto incluye la renovación completa del pavimento de las ocho calles y plazas mencionadas, así como la reordenación de los cruces en las diferentes manzanas mediante la creación de pasos peatonales a nivel y rebajados. También se construirá una rotonda para reordenar la intersección de calles cerca de la plaza del Reloj, se instalará nuevo alumbrado público, se llevarán a cabo trabajos de jardinería tanto en las zonas verdes nuevas como en las ya existentes, se instalará riego y se sustituirá el mobiliario urbano.

El Ayuntamiento ha señalado que el diseño de la reforma se basa en las pautas utilizadas en las fases anteriores de pavimentación en el barrio. Además, se llevará a cabo una renovación de las redes de saneamiento, pluviales y abastecimiento, a cargo de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona tras firmar un convenio con ambas administraciones.

El proyecto busca convertir la zona en un área peatonal preferente con aparcamiento vecinal. Para lograrlo, los cruces de las calles se diseñarán en plataforma única, con aceras más anchas y pequeñas curvas que rompan con la linealidad de las calles de este a oeste. Los trabajos comenzarán con la demolición del pavimento de las aceras, la eliminación de bordillos y la creación de pasos rebajados y accesibles para peatones.

En las zonas de tráfico rodado, se utilizará asfalto impreso negro en las calles Artajona, Cáseda, Cintruénigo, Etxalar, Etxarri Aranatz y travesía de Espronceda, mientras que en la rotonda y en la calle San Cristóbal se empleará asfalto negro liso. Los pasos de peatones y los cruces en plataforma única tendrán un pavimento de color distinto. La presencia de árboles en las bandas de aparcamiento contribuirá a resaltar la preferencia peatonal, una medida que ya se ha implementado en otras calles del barrio.

El diseño de las calles Artajona, Cáseda, Cintruénigo, Etxalar, Etxarri Aranatz y la travesía de Espronceda se ajustará para incluir un carril de circulación de 3,20 m y una zona de aparcamiento de 2,20 m. Las aceras dejarán un ancho libre de alrededor de 2,20 m. Todos los vados existentes con licencia municipal serán respetados, y se permitirá la solicitud de nuevas licencias durante el proceso de la obra.

En la calle Ezkaba, se llevarán a cabo trabajos en dos manzanas entre las calles Cintruénigo y Etxarri Aranatz, siguiendo la intervención que se realizó recientemente en el desarrollo Txantrea Sur. En la calle San Cristóbal, entre Artajona y Etxalar, se continuará con el paso peatonal perimetral que se reformó previamente, se pavimentaron las aceras, se ordenaron los parterres y se instalaron bancos.

En la calle San Cristóbal, entre Etxarri Aranatz y la ronda de la calle Mendigorría, se llevarán a cabo trabajos de renovación de infraestructuras y se creará una sección con dos carriles de circulación de 3,50 m cada uno y aparcamiento en línea en ambos lados de 2,20 m. El ancho de la acera en el lado edificado se adaptará según la ordenación, pero nunca será inferior a 2,20 m. Los pasos de peatones serán elevados, y el que se encuentra en el centro de la calle conectará con las plazas interiores de las manzanas de las calles Santesteban y Lesaka.

Uno de los principales cambios del proyecto es la construcción de una nueva rotonda en la intersección de las calles San Cristóbal, Etxarri Aranatz y Magdalena. Esta rotonda reemplazará al cruce regulado por semáforos, lo que facilitará la circulación de peatones y vehículos, tal como se establece en el Plan Municipal. La rotonda, que tendrá un radio de 10,75 m y una calzada de 5,75 m, contará con aceras más anchas y conexiones peatonales a nivel en todos los cruces.

El Ayuntamiento ha destacado que esta solución mejorará considerablemente la movilidad peatonal y reducirá la congestión de tráfico en un punto central del barrio. Los espacios verdes exteriores de la rotonda estarán ajardinados, lo que permitirá la conexión entre las actuaciones llevadas a cabo en la plaza del Reloj y la plaza del Euskera.

La plaza del Reloj aumentará su superficie al incluir la zona del parterre y la del asfalto donde se encuentra la parada de autobús. El reloj se mantendrá en su posición actual. Los bancos circulares de hormigón también se conservarán, pero se quitarán los muros perimetrales. El parterre se rebajará a nivel de la acera, lo que permitirá una visión más amplia y despejada. En cuanto a la plaza del Euskera, se realizarán cambios para hacerla accesible a todas las personas. Actualmente, la zona central presenta escaleras y rampas