Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La Audiencia Nacional rechaza el derecho al olvido para el asesino de Nagore Laffage en los Sanfermines de 2008.

La Audiencia Nacional rechaza el derecho al olvido para el asesino de Nagore Laffage en los Sanfermines de 2008.

La Audiencia Nacional (AN) ha desestimado el recurso de José Diego Yllanes, el asesino de Nagore Laffage en los Sanfermines de 2008, en el que pedía a Google retirar noticias sobre los hechos por los que fue condenado. El tribunal considera que la libertad de información y expresión prevalece.

En su sentencia, la Sala de lo Contencioso-Administrativo destaca que Yllanes fue condenado a 12 años y medio de prisión por homicidio y posteriormente solicitó el bloqueo de enlaces a noticias que vinculaban a delitos sexuales, alegando violación de sus derechos fundamentales.

Tanto Google como la Agencia de Protección de Datos rechazaron su solicitud al considerar que las publicaciones en cuestión generaban interés público al tratar un homicidio de gran impacto sin justificación alguna. Además, se señala que el demandante podría ejercer su derecho de rectificación en caso de datos inexactos.

La sentencia destaca que en este caso prevalece el derecho a la información sobre la protección de datos personales, dado el interés que suscitan los hechos por los que fue condenado Yllanes, vinculados a delitos contra la libertad sexual de las víctimas, con especial repercusión en la sociedad.

La Sala considera que la información no es inexacta y que el derecho a la libertad de información debe primar, ya que el demandante no demostró la inexactitud de la información en los enlaces. Además, se argumenta que el tratamiento de datos realizado por Google es lícito dada la naturaleza de los hechos y el proceso penal en el que Yllanes resultó condenado.

Se resalta que los enlaces bloqueados están amparados por el derecho a la libertad de expresión, según la Constitución, y que la supresión de enlaces obtenidos a partir de búsquedas no relacionadas con el nombre del demandante no está contemplada en el Reglamento de Protección de Datos, ya que no se consideran datos personales del recurrente.