Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

El parque Aranzadi amplía áreas de esparcimiento y zonas verdes con 150.000 m2 para los habitantes de Pamplona.

El parque Aranzadi amplía áreas de esparcimiento y zonas verdes con 150.000 m2 para los habitantes de Pamplona.

Pamplona ha inaugurado un nuevo parque de esparcimiento y ocio en el centro de la ciudad, cerca del río Arga. El parque de Aranzadi abarca 150.000 metros cuadrados de zonas verdes, plazas y paseos después de completar la segunda fase de las obras de reurbanización que comenzaron en 2021. El Consejo de Gerencia de Urbanismo y la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona han visitado el parque este miércoles para conocer los resultados de esta inversión de 2,75 millones de euros, más de dos millones de los cuales provienen de los fondos europeos Next Generation EU.

Esta segunda fase marca la finalización de la renovación de la mayor parte del meandro, que comenzó en 2008 con un concurso de ideas para revitalizar el espacio. La primera fase, que concluyó en 2013, se centró en la creación de la orla de huertas y el bosque de crecida, así como en la demolición de edificios fuera de normativa.

La segunda fase, que comenzó en 2021 y ahora se ha completado, ha permitido la creación de senderos interiores que conectan los barrios de Txantrea, Aranzadi y Rochapea, así como una plaza central alrededor del hórreo, proporcionando así una zona de estancia y juegos. Se ha mejorado la jardinería, se ha instalado nuevo mobiliario urbano y se ha mejorado la iluminación. Además, se han realizado cambios en los accesos a la zona estableciendo restricciones para el tráfico de vehículos.

Además de ampliar los espacios de esparcimiento, el objetivo es que la plaza central pueda acoger diferentes actividades como ferias, mercadillos y otros eventos, al contar con un amplio espacio libre de obstáculos.

La segunda fase del proyecto incluyó dos partes distintas. Por un lado, se llevaron a cabo trabajos para crear caminos peatonales y ciclistas que vertebran el parque, así como la construcción de la plaza, cuyo costo ascendió a 1,94 millones de euros. Por otro lado, se destinaron 330.000 euros a la jardinería y el riego.

Las obras fueron realizadas por OBENASA - Obras Especiales de Navarra SA, bajo la dirección de Proyectos, Estudios y Servicios Técnicos de Navarra (PJS). El diseño del parque se ha centrado en la sostenibilidad y en transmitir a los ciudadanos los usos tradicionales del meandro. Las obras se completaron en mayo, aunque el Consejo de Gerencia no pudo visitar la reurbanización en ese momento debido al período electoral.

El meandro de Aranzadi conecta los barrios de Rochapea y Txantrea. Se ha construido un camino peatonal de 4,5 metros de ancho que une las dos pasarelas existentes en la actualidad: una se encuentra en la calle Errotazar, junto al Museo de Educación Ambiental, y la otra desembarca en el desarrollo de Alemanes. Además, se ha renovado el camino que bordea el bosque de crecida, dotándolo de iluminación y características similares al resto del parque. También se han creado dos espacios boscosos en esta área.

Para mejorar la conexión entre los barrios, el Ayuntamiento planea construir una nueva pasarela que una el parque con el barrio de Txantrea desde la calle Vergel. Se trata de una pasarela peatonal y ciclista que conectará la calle, a la altura del azud del molino de Ciganda, junto al centro El Molino, con una nueva rotonda cerca del centro educativo Irubide, en el inicio del parque Camino de Santiago. Se espera que el proyecto esté listo en 18 semanas después de su adjudicación, según el Ayuntamiento.

El objetivo es llevar a cabo una intervención homogénea en esta área, que incluye mejoras en la accesibilidad peatonal y ciclista, así como medidas para mitigar el tráfico y el cambio climático. Por lo tanto, también se está considerando reformar la calle Vergel para dotarla de una infraestructura peatonal y ciclista adecuada.

Desde junio, se ha restringido el acceso de vehículos al parque mediante la instalación de cámaras de control de acceso. El parque ahora es una zona de acceso controlado (ZAC) y solo se permite estacionar en el aparcamiento existente en las Huertas.

La calle Vuelta de Aranzadi es la vía de acceso a esta zona, desde el cruce con la calle Vergel, entre la residencia El Vergel y el colegio El Redín. Los vehículos que acceden al lugar tienen un tiempo máximo de 20 minutos para abandonar el recinto. Se permite el acceso a propietarios o arrendatarios, así como a vehículos para carga y descarga.