Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Atrapados en Tafalla y Noáin por contrabando de drogas.

Atrapados en Tafalla y Noáin por contrabando de drogas.

La Policía Foral, adscrita a la Comisaría de Tafalla, ha llevado a cabo un exitoso operativo en la lucha contra el tráfico de drogas, desmantelando puntos de trapicheo en distintas localidades. En un reciente arresto, un hombre de 45 años fue detenido en Tafalla por su presunta implicación en delitos contra la salud relacionados con la fabricación y distribución de sustancias estupefacientes.

La investigación se inició tras recibir informes sobre una posible actividad de elaboración y comercialización de speed y 'cristal' en una vivienda de Tafalla. Agentes de la Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana llevaron a cabo las primeras comprobaciones, verificando la existencia de una caseta y un trastero utilizados para ocultar productos químicos y sustancias necesarias para la producción de drogas.

Tras recopilar pruebas incriminatorias, las autoridades procedieron a la detención del sospechoso, un hombre con antecedentes delictivos, quien en el momento de su arresto también portaba una bolsita de metanfetamina. Posteriormente, se solicitó una orden de registro para su vivienda, donde se incautaron garrafas con productos químicos, algunos de ellos tóxicos, recipientes con sustancias en polvo sólido y cristalizado, así como utensilios utilizados para la preparación de drogas como MDMA, anfetaminas y 'cristal'.

Por otro lado, en una operación llevada a cabo en Noáin, agentes de la Policía Foral, pertenecientes al Área de Seguridad Ciudadana de Pamplona, arrestaron a un hombre de 29 años y a una mujer de 26, ambos residentes en la capital navarra, por su presunta implicación en delitos contra la salud relacionados con el tráfico de sustancias tóxicas y estupefacientes.

La investigación se inició a raíz de diversas colaboraciones que señalaban que se estaba produciendo la venta de drogas en una vivienda ocupada por una pareja en Noáin. Una vez confirmados los delitos, se solicitó una orden judicial para registrar la residencia, donde se incautaron 100 gramos de cocaína, 1.200 gramos de marihuana y 32 gramos de ketamina. Además, se encontró dinero en efectivo fraccionado, teléfonos móviles, básculas de precisión y utensilios para el empaquetado de dosis.