Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Manifestación exige fin del polígono de tiro en Bardenas y rechaza aumento de gastos militares.

Manifestación exige fin del polígono de tiro en Bardenas y rechaza aumento de gastos militares.

La Asamblea Antipolígono ha celebrado su tradicional marcha al polígono de tiro de las Bardenas para pedir su "inmediato desmantelamiento" y rechazar el aumento del gasto militar después de tres años de pausa debido a la pandemia.

La Asamblea Antipolígono ha advertido que el polígono de tiro de las Bardenas podría convertirse en "objetivo militar" en caso de una hipotética confrontación bélica en Europa, debido a sus características estratégicas, como ser el único polígono de tiro y bombardeo del Ejército del Aire español y el más importante de Europa para la OTAN.

La marcha número 33 ha partido desde Los Aguilares al mediodía y ha recorrido cuatro kilómetros de distancia hasta las inmediaciones del polígono de tiro. Allí leyeron un manifiesto en el que destacaron la importancia de "reactivar la movilización" y contar con un gobierno de Navarra que se tome este asunto como un objetivo de primer orden."

Además, la Asamblea Antipolígono ha pedido que el convenio vigente, que finalizará en 2028, no se renueve. Han exigido el pronunciamiento del todo el arco parlamentario y del propio gobierno navarro para asegurarse de que la Junta de Bardenas no firme un nuevo contrato de arrendamiento.

La Asamblea Antipolígono ha añadido que van a llevar esta cuestión al Congreso y al Gobierno de España para derogar el "Decreto Aznar" del año 2000 que declaró el territorio ocupado por el polígono de tiro como "zona de interés para la defensa nacional", impidiendo que ese territorio fuese declarado por el Parlamento navarro como parte del Parque Natural.

La Asamblea Antipolígono ha criticado que la invasión de Ucrania por Rusia ha aumentado el gasto militar. El gasto militar subió en 2022 hasta los 2,24 billones de dólares, lo que equivale al 2,2% del PIB global, en detrimento de los necesarios gastos sociales, según la organización.

Por último, la Asamblea Antipolígono ha señalado el peligro real para los vecinos de los pueblos cercanos a la instalación como consecuencia de los cada vez más intensos y persistentes bombardeos con fuego real cerca de sus hogares. "Son frecuentes los accidentes ocurridos a lo largo de estos extensos años de existencia", han alertado.