Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La Cohesión Territorial destina 62,8 millones de euros a la duplicación del túnel de Belate.

La Cohesión Territorial destina 62,8 millones de euros a la duplicación del túnel de Belate.

El departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra ha dado luz verde a las obras de la duplicación del túnel de Belate. Este proyecto, que tiene un presupuesto de 62.881.801,65 millones de euros (IVA excluido), ha sido adjudicado a las empresas Acciona Construcción, S.A., Excavaciones Fermín Osés, S.L. y Servinabar 2000 S.L.

El inicio de las obras está previsto para las próximas semanas y supone uno de los proyectos de obras públicas más relevantes de Navarra en los últimos años. El plazo de ejecución será de 45 meses.

El Gobierno de Navarra ha destacado que esta iniciativa responde a una demanda histórica y demuestra el compromiso de la administración con la seguridad vial en una de las carreteras que conecta la comunidad foral con Europa. Además, esta actuación cumple con la Directiva 2004/54/CE, que establece los requisitos mínimos de seguridad para túneles de la Red Transeuropea de Carreteras.

La duplicación del túnel de Belate es considerada un hito y un gran avance en el desarrollo de la transformación de la carretera N-121-A en una vía 2+1, según ha declarado el Ejecutivo.

El nuevo túnel tendrá una longitud aproximada de 2.885 metros, similar a la del túnel actual. Estará ubicado entre los puntos kilométricos 28+010 y 30+895, en dirección hacia Pamplona.

Se construirán cinco galerías de emergencia, cada una situada a 500 metros de distancia, que conectarán con el túnel existente. Habrá una galería central para el paso de vehículos de emergencia y cuatro galerías peatonales con acceso a vehículos ligeros.

Los dos carriles del nuevo túnel tendrán 3,5 metros de anchura cada uno, con un arcén de 3 metros en el lado derecho y otro de 1 metro en el lado izquierdo. Además, se proyectan dos aceras de 0,75 metros a ambos lados de la calzada. La altura permitida para los vehículos que circulen por el interior del túnel será de 5,5 metros.

El túnel contará con un sistema de ventilación compuesto por 17 ventiladores dimensionados para potencias de incendio superiores a 30MV. Esto garantizará los niveles ambientales dentro del túnel y permitirá la extracción de humo en caso de incendio.

En cuanto a la señalización, se instalarán varios soportes exteriores e interiores. En el exterior del túnel habrá 4 semáforos, 2 barreras de cierre y 1 panel de mensajería. En el interior se colocarán 16 paneles de afección de carril, 16 paneles de límite de velocidad, 16 semáforos, 2 paneles de mensajería y señalización fotoluminiscente.

Esta duplicación permitirá disponer de vías unidireccionales con sentidos de circulación independientes, lo que reducirá el número de vehículos que circulan por cada tubo del túnel. También se han construido galerías interconectadas entre ambos túneles para aumentar la capacidad de respuesta en caso de emergencia.

Según el cronograma establecido por la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, las obras se iniciarán con el desdoblamiento del túnel de Belate. Posteriormente, se continuará con el túnel de Almandoz y el tramo entre túneles. Por último, se llevarán a cabo los trabajos de actualización de los túneles existentes en Belate y Almandoz.