Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Huelga feminista sobre cuidados del 30 de noviembre registrada por sindicatos en Navarra y País Vasco

Huelga feminista sobre cuidados del 30 de noviembre registrada por sindicatos en Navarra y País Vasco

Representantes del movimiento feminista y de los sindicatos ELA, LAB, Steilas, ESK, EHNE, Etxalde y CGT han registrado este martes en el Palacio de Navarra, en Pamplona, la convocatoria de huelga feminista general del 30 de noviembre, centrada en la transformación del actual modelo de cuidados y que tendrá lugar en la Comunidad foral y en el País Vasco.

En declaraciones a los medios de comunicación, la coordinadora general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha explicado que "todas las personas a lo largo de nuestras vidas vamos a necesitar ser cuidadas", y ha reivindicado que "los trabajos de cuidado se tienen que reconocer y que se tienen que repartir". "A todos y a todas nos atañe hacer esas tareas de cuidados, y también queremos apelar a la responsabilidad que tienen los hombres a la hora de hacer esas tareas de cuidados", ha subrayado.

Se trata, ha dicho, de "colectivizar" las tareas de cuidados y de "reorganizar" esas tareas. "A día de hoy, cada vez es más evidente que existe una crisis de cuidados, pero desde nuestro punto de vista, la principal causa de esa crisis de cuidados no es la evolución demográfica. La principal causa de esa crisis de cuidados es que las mujeres ya nos estamos plantando ante este sistema que es cada vez más insostenible y ante este sistema que es totalmente injusto hacia las mujeres", ha manifestado.

A su juicio, "la división sexual y racial del trabajo" conlleva que esos trabajos de cuidados "se tengan que realizar de manera totalmente precaria, que recaigan en las espaldas de las mujeres", y que "en muchos casos esos trabajos de cuidados se basan en la explotación que padecen las mujeres migradas y racializadas".

"Por eso nos parece que es urgente transformar este modelo de cuidados y por eso nos parece que es totalmente pertinente y necesario ir a la huelga el 30 de noviembre. Lo más urgente en estos momentos nos parece que es dignificar las condiciones laborales de las trabajadoras que se dedican a esas tareas de cuidado, y junto con eso vamos a interpelar a las instituciones para que avancen hacia la construcción de un sistema público comunitario de cuidados. Nos parece que esa es la única manera para poder garantizar el derecho a un cuidado digno que tenemos todas las personas", ha reivindicado Aranburu, tras apostar por un sistema público comunitario de cuidados.

Por su parte, la secretaria general adjunta de ELA, Amaia Muñoa, ha defendido un sistema de cuidados "público, gratuito, universal y de calidad". "Decimos que queremos poner la vida en el centro, decimos que es posible, decimos que es necesario, pero para eso hay que lograr que los gobiernos pasen de los eslóganes bonitos, de la propaganda que hacen, a realmente construir un sistema diferente", ha apuntado Muñoa.

En este sentido, ha añadido que "los trabajos de cuidados, tanto remunerados como no remunerados, básicamente lo realizan las mujeres" y en muchos casos "en condiciones precarias, con sueldos bajos, con una temporalidad altísima, contratos parciales, muchísimos problemas de salud laboral". A su juicio, "eso pasa, en gran parte, porque el sistema de cuidados en este país está privatizado", y "eso quiere decir que se priorizan los beneficios empresariales frente al cuidado de los nuestros y de nosotras mismas cuando necesitamos esos cuidados".

Según ha subrayado, "esa privatización es el resultado de las políticas de nuestros gobiernos", por lo que el objetivo de la huelga es exigir a las instituciones que "toda situación de dependencia sea cubierta por un servicio público de cuidados". Y para ello, ha dicho, "hay que cambiar los Presupuestos". "Lo que no puede ser es que los derechos al cuidado se acaben o se agoten con el Presupuesto. Por lo tanto, hay donde hacer y de forma directa e inmediata en los próximos Presupuestos que tenemos a la vuelta de la esquina", ha reivindicado.

Ha añadido Muñoa que "si queremos de verdad poner los cuidados en el centro necesitamos una reducción de jornada generalizada, y eso nos incumbe a los sindicatos". "Estamos implicados en esa pelea por la reducción de jornada y vamos a seguir en ello. Realmente tenemos que conseguir que el 30 de noviembre esta huelga general sea un impulso en el camino, largo por recorrer, pero que lo vamos a hacer con determinación para cambiar este sistema de cuidados que tenemos", ha manifestado.