Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Esparza acusa a Chivite de dañar la competitividad de VW Navarra con fondos públicos, mientras que Chivite le acusa de mentir.

Esparza acusa a Chivite de dañar la competitividad de VW Navarra con fondos públicos, mientras que Chivite le acusa de mentir.

PAMPLONA, 21 Sep.

El portavoz de UPN en el Parlamento de Navarra, Javier Esparza, ha expresado su preocupación por la situación de la fábrica de Volkswagen Navarra en comparación con la planta de Seat en Martorell. Según Esparza, la planta de Seat está siendo mejorada con financiamiento público, lo que la hace más competitiva, mientras que la fábrica de Volkswagen Navarra está perdiendo competitividad. Por su parte, la presidenta de Navarra, María Chivite, ha negado estas afirmaciones y ha acusado a Esparza de mentir.

Durante el pleno del Parlamento, Chivite respondió a una pregunta de UPN sobre la instalación de una fábrica de baterías dentro de VW Navarra. Chivite señaló que el Gobierno está trabajando en varios proyectos para la planta de baterías y que el objetivo es que esta instalación esté en Navarra. Reiteró su apoyo a Volkswagen Navarra y afirmó que se está trabajando con la compañía en la propuesta de una planta propia de baterías.

Chivite acusó a Esparza de decir mentiras y de trabajar en base al dicho "cuanto peor, mejor". Explicó que Volkswagen Navarra realizará una inversión de más de mil millones en la comunidad para electrificar la planta, pero que la planta de baterías no es parte de este proyecto. Sin embargo, aseguró que están explorando la posibilidad de una planta de baterías independiente en colaboración con Volkswagen.

La presidenta afirmó que Volkswagen Navarra cuenta con el respaldo del gobierno y que se están evaluando todas las opciones para impulsar la empresa. Chivite destacó que los proveedores están firmando contratos con Volkswagen y aseguró que el gobierno apoyará a las empresas que generen empleo en Navarra. Además, criticó a UPN por sus predicciones de catástrofe que nunca se cumplen.

Por su parte, Javier Esparza, portavoz de UPN, criticó al gobierno por ir en contra de las demandas del comité de empresa de Volkswagen Navarra. Esparza señaló que han perdido la fabricación de un nuevo vehículo y la adjudicación de la planta de baterías a Hyundai, lo que perjudica a Volkswagen Navarra y beneficia a Martorell. Además, cuestionó el uso de financiamiento público para mejorar la competencia de Martorell y perjudicar la competitividad de Landaben, la planta de Volkswagen Navarra.

Esparza advirtió que esta situación podría llevar a ajustes de plantilla y despidos en Navarra, mientras que en Martorell se han contratado eventuales. También mencionó las preocupaciones del comité de empresa sobre la posible deslocalización de Volkswagen Navarra y la venta de la compañía a Hyundai. Esparza cuestionó por qué Martorell y Landaben no reciben el mismo trato y predijo que la planta de Landaben perderá empleados gradualmente.

El portavoz de UPN afirmó que el empleo en Navarra está siendo penalizado en beneficio de Cataluña, utilizando fondos públicos para pagar las deudas de Sánchez con los catalanes.