UPN muestra su descontento por cierre de partos en Estella y critica al departamento de Salud por falta de eficacia.

UPN muestra su descontento por cierre de partos en Estella y critica al departamento de Salud por falta de eficacia.

PAMPLONA, 6 Dic. - UPN ha expresado su "profunda indignación" al conocer la noticia del cierre temporal del servicio de partos en el Hospital García Orcoyen de Estella. Según los regionalistas, este cierre contradice la afirmación del Departamento de Salud de que no sufriría cambios. Para UPN, esto es una muestra más de la improvisación y la falta de dirección del departamento.

En un comunicado de prensa, UPN ha afirmado que la negligencia y la incompetencia del Departamento de Salud en el Área de Estella están causando un grave perjuicio a los residentes de la zona. Han criticado la combinación de malos datos en las listas de espera con la suspensión de los partos en el área.

"No es aceptable que, a pesar de tener el presupuesto de Salud más alto en la historia del Gobierno de Navarra, la gestión deficiente tenga este impacto en los ciudadanos, quienes merecen un servicio de salud acorde con los impuestos que pagan, sin importar su lugar de residencia. Esperamos que este no sea el progresismo con el que los ciudadanos tengamos que acostumbrarnos bajo este Gobierno", han señalado.

UPN ha subrayado que el problema de la falta de personal facultativo en ginecología en la zona no es nuevo. Han destacado que se ha estado denunciando la escasez de personal durante muchos meses, pero el Departamento de Salud no ha tomado medidas para solucionarlo.

Según UPN, el cierre del servicio de partos es solo la punta del iceberg, ya que la escasez extrema de personal médico, con solo uno y medio de los ocho especialistas disponibles, ha tenido otras consecuencias graves. Por ejemplo, las mujeres de la zona de Estella ahora tienen que esperar casi tres meses más para recibir atención de ginecología en comparación con 2018.

El partido regionalista ha subrayado que los problemas relacionados con la gestión de recursos humanos en el área han sido constantes en los últimos años y han llevado a una disminución de la actividad sanitaria en algunos servicios. Esto repercute negativamente en las esperas de los ciudadanos para recibir atención, al punto de que tienen que trasladarse a Pamplona para recibir atención que siempre se ha brindado en Estella.

UPN ha destacado que es sorprendente que el Área de Salud de Estella sea la única donde no se ha contratado personal médico eventual desde 2018, según el informe publicado por la Cámara de Comptos sobre las listas de espera.

En ese mismo informe, también se revela que el Área de Salud de Estella ha perdido dos especialistas desde 2018, mientras que Pamplona y Tudela han ganado 86 y 14 respectivamente. Cabe destacar que el Área de Salud de Estella ha aumentado su población en un 3%, la misma proporción que ha experimentado Pamplona.

Los regionalistas han enfatizado que los datos son claros en cuanto a la disminución de actividades desde 2018, con una reducción del 18% en el número de primeras consultas, un 24% en las consultas sucesivas y un 7% en la hospitalización a domicilio.

"Las intervenciones quirúrgicas han disminuido un 27%, pasando de 3.400 en 2018 a 2.400 en 2022. Como resultado, ha habido un aumento evidente de derivaciones a la sanidad privada, más del doble de las que se realizaban en 2018", han resaltado.

Asimismo, UPN ha resaltado la falta de equidad entre las Áreas de Salud, un aspecto también mencionado en el informe de la Cámara de Comptos. Según el informe, los ciudadanos de Estella tienen que esperar más tiempo para una primera consulta en comparación con Pamplona y Tudela (75 días en Estella frente a los 70 de Pamplona y los 41 de Tudela). El área donde más ha aumentado el tiempo de espera desde 2018 es Estella, con un aumento del 226%.

Además, han añadido que en Estella se espera más tiempo para pruebas diagnósticas de igual complejidad en comparación con Pamplona y Tudela. Por ejemplo, una colonoscopia en Estella tiene una espera de cinco meses, mientras que en Pamplona y Tudela se realiza en dos meses. Lo mismo ocurre con una mamografía, para la cual se espera cuatro meses en Estella, tres meses en Pamplona y uno en Tudela.

"Ante esta situación, son numerosas las personas que están expresando su malestar con la situación del Área de Salud de Estella. Desde 2018, las quejas y reclamaciones en el Área de Salud Estella han aumentado un 36%, pasando de 1.730 en 2018 a 2.350 en 2022", han afirmado.

Categoría

Navarra