• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

Un centro de hidrógeno verde en la CAT y casas en Nagore de construcción industrializada, en el Campus Ultzama

img

PAMPLONA, 28 Jun.

La Escuela de Verano del Campus Ultzama inició este lunes su andadura con la visita del alumnado participante al del sol en Nagore sobre el que va a deber diseñar esta semana una promoción de 4 casas adosadas de construcción industrializada. Se trata de entre los 2 ejercicios prácticos elegidos por Nasuvinsa y por la Fundación Arquitectura y Sociedad para esta edición nueva, adjuntado con un centro de producción de energía verde en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT).

La visita a Nagore ha contado con la presencia del directivo gerente de Nasuvinsa, Alberto Bayona; la directiva del Departamento de Vivienda de la citada sociedad pública, Berta Úriz; la encargada de Proyectos Estratégicos, Maitane Zazu; Cristina Cabrera, directiva de la Fundación Arquitectura y Sociedad; y el arquitecto navarro y patrono de la fundación Patxi Mangado, al lado de una representación del profesorado de esta edición.

Campus Ultzama'22 se festejará hasta el próximo 2 de julio en el Centro Ecuestre los Robledales de Ultzama, con la participación este año de un total de 17 alumnos escogidos por la fundación organizadora, y becados por Nasuvinsa, procedentes este año de reputadas academias de arquitectura de Nueva York (EEUU), Milán (Italia) y Oporto (Portugal), aparte de Pamplona, Sevilla, Granada, Barcelona y Valencia.

Alberto Bayona animó al alumnado y a sus tutores a "impulsar con sus medites y proposiciones técnicas un urbanismo mucho más popular y sostenible, y que nos asista a seguir en el avance del nuevo modelo constructivo del siglo XXI, como es la construcción industrializada, al que Navarra contribuirá con el futuro centro nacional de industrialización que iremos a crear en Pamplona".

Esta escuela de verano está apuntada a alumnos de arquitectura de últimos tutoriales y/o arquitectos recién titulados y incorporará del mismo modo con la participación de 8 instructores, entre ellos los arquitectos Patxi Mangado; Andrea Deplazes, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, y el portugués Eduardo Souto de Mora.

El propósito es que los estudiantes trabajen en grupo a lo largo de una semana, en un modelo semejante al de una investigación de arquitectura y que, bajo la dirección de arquitectos expertos, propongan una solución de emprendimiento de ordenación urbana y casas que dé contestación a los requerimientos planteados por Nasuvinsa, informó el Gobierno foral.

El Campus Internacional Ultzama fue impulsado en 2017 por la Fundación Arquitectura y Sociedad y Nasuvinsa, en representación del Gobierno de Navarra, en colaboración con la Fundación Arquia, con el propósito de constituir un foro de discusión de reflexión, enfrentamiento y proposiciones originales sobre una exclusiva arquitectura y un urbanismo sostenible al servicio de las pretensiones específicas de la ciudadanía.

A modo de escuela de verano, reúne a lo largo de una semana talleres instalados en el Centro Ecuestre Robledales de la Ultzama, en la ciudad de Zenotz, a alumnos de último curso de carrera que proceden de diferentes universidades y academias de arquitectura de todo el planeta, que desarrollan proposiciones y aportan ideas a Nasuvinsa que más tarde la sociedad pública puede tenerlas presente en futuros proyectos de vivienda o desarrollos urbanísticos.

Los 2 ejercicios propuestos por el Área de Proyectos Estratégico de Nasuvinsa para la presente edición de la Escuela Internacional de Verano Campus Ultzama'22 tienen en común la apuesta por el diseño arquitectónico apoyado en la construcción industrializada, modelo revolucionario en los procesos edificantes que van a deber proseguir los estudiantes y pupilas competidores para la elaboración de sus propios proyectos.

El primer aparato tiene encomendado el diseño de un centro generador de hidrógeno verde ubicado en la CAT, con aptitud para abastecer de energía a los servicios recurrentes que reciben las compañías en este parque industrial del Gobierno de Navarra, donde se nucléa toda la cadena de valor agroalimentaria.

El centro va a contar con una área de 4.000 de área construida y una altura de 12 metros, y va a deber proyectarse de forma que logre ser construido en 2 fases distinguidas. Contará con una región de almacén de 500 m2, para agarrar las botellas del excedente de hidrógeno verde, y un puerto para carga y descarga para transporte pesado.

Asimismo, dispondrá de una cubierta rápida que deje su destrucción en el caso de explosión.

El segundo ejercicio radica en proyectar 4 casas de alquiler popular en la ciudad navarra de Nagore (Arce), en el marco del Plan Foral de Alquiler Navarra Social Housing. Esta iniciativa se apoya en un emprendimiento real de Nasuvinsa, cuya licitación está en estos instantes en etapa de evaluación.

El aparato de alumnos de arquitectura va a deber diseñar estas 4 casas pareadas, aplicando para esto los criterios propios de Nasuvinsa sobre ocupación y condiciones de eficacia energética. Deberán llevar a cabo empleo asimismo de elementos industrializados y basados en los principios de la economía circular.

Un aspecto fundamental a estimar en este ejercicio es la localización del emprendimiento y su integración en el ambiente natural en el que está, en la ciudad de Nagore, ha añadido el Ejecutivo.

Más información

Un centro de hidrógeno verde en la CAT y casas en Nagore de construcción industrializada, en el Campus Ultzama