• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Un 22% de los navarros va a requerir una casa en los próximos años, según una investigación de Irache

img

PAMPLONA, 11 Jun.

Unos 118.000 navarros van a requerir vivienda en los próximos años. Así se desprende de una encuesta encargada a Cíes por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, que señala que el 22% de encuestados -sobre un cosmos de 540.000 habitantes en la Comunidad foral mayores de 18 años- precisa o tiene planeado obtener o rentar una vivienda en los próximos años.

Este porcentaje de población demandante de vivienda es considerablemente más prominente entre los menores de 30 años, un 62%; y consigue el 29% en los que están entre 30 y 45 años.

De la gente que van a requerir vivienda, un 42% tiene planeado adquirirla y 28% optaría en este preciso momento por el alquiler, un porcentaje que entre los jóvenes sube hasta el 42%. Por otro lado, hay un 23% que está pensando en obtener casa como segunda vivienda y otro 7% que desea comprar un inmueble como inversión, ha detallado en una nota Irache.

Por región, la demanda de vivienda es menor en las localidades de menos de 5.000 pobladores -13%- y mayor en las de Pamplona y Comarca -28%-. En Pamplona, prácticamente uno de cada tres usuarios -32%- precisa una casa.

Irache ha señalado que los costes del mes de marzo "ubicaban a Navarra como la segunda red social donde mucho más había subido el valor del metro cuadrado de vivienda -17,2%-, solo tras Baleares". Pamplona, por su lado, hace aparición como "la ciudad más importante donde mucho más subió la vivienda de segunda mano -12,5%-". El precio del metro cuadrado en el Primer Ensanche se ponía en 3.986 euros.

La asociación ha advertido que "son datos que van a acercándose a los costes máximos que se lograron ver a lo largo de la burbuja inmobiliaria de hace unos años" y ha remarcado que "es compromiso de la Administración hallar que haya oferta bastante de vivienda y a unos costos accesibles".

Así, ha llamado a "asegurar que la oferta de inmuebles cubre la necesidad que tienen los ciudadanos de entrar a una exclusiva vivienda, así sea a través de idea pública o privada" y a trabajar a fin de que el valor a abonar "sea accesible para la gente que precisan un piso".

De exactamente la misma forma, ha señalado la necesidad de "prestar particular atención a los jóvenes, acomodando las rentas a sus opciones económicas recientes, y a las familias o personas mucho más atacables, para dejar que tengan donde vivir mientras que se trabaja por arreglar su frágil situación".

En esta línea, apostó por el alquiler como fórmula de ingreso a la vivienda que ha de ser, ha remarcado, "accesible para beneficiar que logren entrar a él asimismo la gente con una coyuntura económica menos desahogada, singularmente jóvenes y familias con capital mucho más limitados". Por ello, ha planteado la creación de ayudas para el pago de la renta, "siempre y en todo momento asegurándose de que son correctas a la coyuntura económica de los solicitantes y eludir probables fraudes".

Junto a ello, propuso "reforzar en la fórmula de alquiler con opción a compra" que "dejaría a los jóvenes poder independizarse, abonar por el alquiler unas rentas accesibles a su situación y, además de esto, comprender que estas rentas no caen en saco roto, sino podrían más adelante contribuir a comprar el inmueble en propiedad".

Más información

Un 22% de los navarros va a requerir una casa en los próximos años, según una investigación de Irache