Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Tres motoristas denunciados en Murchante, uno trató de atropellar a la policía.

Tres motoristas denunciados en Murchante, uno trató de atropellar a la policía.

La Policía Foral ha abierto diligencias esta semana a 22 personas -12 detenidos y 10 investigados-

PAMPLONA, 15 Mar.

La Policía Foral investiga a tres personas en Murchante por delitos de conducción temeraria. Los agentes acudieron a la localidad tras recibirse varios avisos sobre tres motoristas realizando una conducción peligrosa por el casco urbano.

Se movilizaron patrullas de Tudela y finalmente dos de los conductores eran detenidos por atentado, uno tras intentar arrollar a los agentes -sufriendo en consecuencia un accidente- y el segundo por empujar a los policías e intentar huir. Además, este último circulaba sin matrícula, por lo que fue denunciado.

La Policía Foral ha abierto diligencias en lo que llevamos de semana a 22 personas -12 detenidas y 10 investigadas- por la comisión de distintos delitos, que han sido comunicados a diferentes juzgados mediante el correspondiente atestado policial.

Por delitos con mujeres como víctimas han sido detenidos seis varones, cuatro por malos tratos en el ámbito familiar en Tudela (2), Betelu, Pamplona y Burlada y uno más por quebrantamiento de la medida cautelar de alejamiento en Santesteban.

Por delitos contra el patrimonio eran detenidas dos personas en Olazagutía y en Alsasua. Y por órdenes de búsqueda, detención y personación dos personas eran detenidas en Burlada y Tafalla, con su posterior traslado a prisión. Además, se abrían diligencias en calidad de investigadas a tres personas en Tudela por delitos de hurto (2) y amenazas.

Por delitos contra la seguridad vial se investiga a siete conductores, entre ellos los tres motoristas de Murchante. Dos en Tudela y Pamplona por conducir con pérdida de vigencia de la autorización por pérdida de puntos; uno en Burlada por circular superando la tasa de 0,60 mg/l de alcohol; y otro en la capital ribera por conducir un vehículo sin haber obtenido nunca la autorización.