Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Tráfico Navarra insta a los conductores a preparar sus vehículos para el invierno.

Tráfico Navarra insta a los conductores a preparar sus vehículos para el invierno.

La consejera de Interior, Función Pública y Justicia del Gobierno de Navarra, Amparo López, ha presentado este martes una nueva campaña de Tráfico Navarra en la que se pide a la ciudadanía que revise sus vehículos antes de la llegada del invierno, prestando especial atención a los neumáticos, los frenos, la dirección, el alumbrado, la batería, las bujías y el líquido anticongelante.

La campaña, que lleva por título 'Que el invierno no te sorprenda en la carretera', también incide en otros aspectos como la conveniencia de utilizar neumáticos de invierno durante los meses más fríos del año o, si no es posible, llevar siempre las cadenas en el maletero del vehículo. También es necesario asegurarse de llevar siempre los elementos obligatorios de seguridad, estos son los chalecos reflectantes, los triángulos de emergencia o una baliza luminosa (señal V16), y la rueda de repuesto.

Esta es la segunda campaña de sensibilización que pone en marcha el Gobierno de Navarra tras la asunción de la competencia de Tráfico y Seguridad Vial por parte de la Comunidad foral el pasado mes de julio. En su presentación en rueda de prensa, también han participado el director general de Interior, Salvador Díez Zapata, y el jefe de la Policía Foral, Iván Ortueta Izco.

La consejera de Interior ha explicado que el Gobierno de Navarra ya parte de una experiencia propia en la gestión de la vialidad invernal y ha destacado la gestión foral de todos los servicios afectados, como pueden ser los de salud, conservación de carreteras o seguridad, un hecho que, a su juicio, "permite una visión y acción integral que se sustanciará en una mejor coordinación y una eficiencia en el uso de los recursos".

Amparo López también ha destacado la importancia de adoptar medidas de carácter preventivo, como la difusión de información a la ciudadanía. "Trabajar en seguridad vial es encargarse de eliminar y disminuir los factores de riesgo, para poder minimizar y prevenir los accidentes de tráfico y los daños que ocasionan", ha asegurado.

La nueva campaña de Tráfico Navarra comienza este martes y se prolongará hasta el mes de diciembre en televisión, radios y redes sociales, pudiendo prorrogarse más allá en el tiempo en función de las condiciones meteorológicas. Se compone de una página web, de tres vídeos de animación, de tres cuñas radiofónicas y de un folleto informativo.

La campaña, además de consejos ante la llegada del invierno, también ofrece recomendaciones para la conducción en el caso de alertas meteorológicas o para el caso de quedarse atrapado con un vehículo en la nieve.

Así, en situación de alerta por bajas temperaturas o nieve es conveniente evitar los desplazamientos que no sean necesarios y utilizar, si es posible, el transporte público. Antes de salir de viaje se recomienda informar a otra persona del destino, la ruta y el horario previsto de llegada, así como informarse de la predicción meteorológica y de la situación de las carreteras en la web incidenciascarreteras.navarra.es, o en el teléfono 848 423 500.

También es aconsejable desplazarse de día, por autopistas o carreteras principales y viajar acompañado. Si se usa el propio vehículo, es recomendable llevar neumáticos de invierno o cadenas, pala, cuerda y linterna, el depósito de combustible lleno, el teléfono móvil con la batería cargada, ropa de abrigo, algo de comida y agua, y los elementos obligatorios de seguridad.

Si cae nieve y cuaja, es necesario no salirse de las roderas creadas por otros vehículos. Se debe conducir despacio, con suavidad y a una marcha reducida, sin hacer cambios bruscos de dirección, así como aumentar la distancia de seguridad si se circula detrás de otro vehículo. No se deben adelantar a los equipos quitanieves ni a los vehículos de emergencia que estén trabajando sobre la carretera.

En el caso de quedarse atrapado con el vehículo en la nieve, es necesario llamar al 112 y avisar de la situación. Cabe recordar que, aunque el teléfono no tenga cobertura, la conexión con el 112 siempre es posible.

En estas situaciones hay que permanecer dentro del automóvil con el motor en marcha y la calefacción encendida, renovando el aire periódicamente. Como es conveniente no agotar el combustible, será necesario apagar el motor y la calefacción cada cierto tiempo, con el fin de mantener una temperatura confortable dentro del vehículo a la vez que se economiza al máximo el carburante.

También es necesario cerciorarse de que la salida del tubo de escape está libe de obstrucciones y de que el humo no entra en el habitáculo del automóvil, sintonizar la radio para escuchar el parte meteorológico, y esperar a que pase otro vehículo sin tratar de salir a buscar ayuda en plena tormenta de nieve.

Las condiciones invernales de lluvia, hielo, nieve o niebla influyen negativamente en la conducción y hacen necesario tomar una serie de precauciones para para que esta sea lo más segura posible. Por ejemplo, con lluvia y con el asfalto mojado la distancia de frenado se alarga y la visibilidad de reduce, por ello es necesario evitar las maniobras bruscas, aumentar la distancia de seguridad, reducir la velocidad y llevar los neumáticos en buen estado, con el dibujo y la presión correcta. Diversos estudios concluyen que la distancia de frenado con un asfalto mojado a una velocidad de 90 km/h es 32 metros mayor que con el firme seco.

En situaciones de suelo deslizante, como el que se puede encontrar con hielo o nieve en el asfalto, es mejor circular con una marcha más de la que se requeriría en situaciones normales para que el motor no se revolucione en exceso y se minimice el patinaje de las ruedas de tracción. A no ser que se circule bajando una pendiente, cuando la recomendación es la contraria: conducir con marchas cortas para retener el coche con el freno motor y evitar frenar con el pie en la medida de lo posible.

Si se conduce con niebla nunca se debe detener en un arcén. Se debe circular con las luces antinieblas, reducir mucho la velocidad y seguir las marcas longitudinales de la calzada. La mayoría de los accidentes de tráfico con personas fallecidas a causa de la niebla se producen por un fallo humano, que casi siempre tiene que ver con un frenazo imprevisto e innecesario, con parar en el arcén sin la conveniente señalización.