• miércoles 29 de marzo del 2023
728 x 90

Trabajadoras de las viviendas se concentran en frente de la patronal LARES, en Pamplona, en el tercer día de huelga

img

PAMPLONA, 18 Ene.

Trabajadoras de las viviendas se han concentrado este miércoles en frente de la sede de la patronal LARES, en Pamplona, en el tercer día de la huelga convocada por ELA, UGT y LAB en el ámbito de viviendas para reclamar el primer convenio del campo en Navarra.

Según han expuesto las trabajadoras, "proseguimos en esta riña, en frente de las patronales y en oposición al Gobierno de Navarra". "Proseguimos cada días un poco más unidas y mucho más fuertes, por el hecho de que entendemos que lograremos nuestro propósito", dijeron, para criticar "la situación de esclavitud a la que nos someten los hombres de negocios de nuestros centros de trabajo".

Han correcto que tienen jornadas de 1.792 horas cada un año y que "la día día tras día de trabajo debido al poco personal contratado en las compañías es de una carga física colosal; en el momento de mañana las gerocultoras debemos atender a conjuntos de entre 12 y 15 habitantes cada una, debemos levantarlos, ducharlos, vestirlos, dejarlos en perfectas condiciones en un promedio de hora y media".

Han continuado que "por las tardes como el plantel gerocultor que trabaja es menor que por las mañanas el número de habitantes que nos se ajusta a cada una es mayor; debemos llevar a cabo traslados a las ocupaciones de un elevado número de habitantes en sillas de ruedas, lo mismo sucede en los comedores, poco personal para atender en el horario de comidas". "Exactamente la misma situación la padece el plantel de enfermería, profesionales y el aparato de limpieza", ha expuesto.

Han defendido estas trabajadoras que son usadas y "no esclavas" y que por este motivo requieren "un trato digno, jornadas que nos dejen conciliar nuestra vida familiar y personal, personal bastante en los centros de trabajo para calmar nuestras cargas físicas y sentimentales, un salario acorde con el trabajo profesional que efectuamos y que no se nos penalice a nivel económico en el momento en que nos encontramos enfermas".

Así, han demandado a las patronales ANEA y LARES y al Gobierno de Navarra un convenio colectivo para "las trabajadoras y trabajadores sociosanitarios de Navarra que nos garantice unas condiciones dignas que mejoren substancialmente nuestra calidad de vida". "En frente de estas reivindicaciones, estamos con unas patronales que no dejan de tratar el ámbito de cuidados como nicho de negocio, y a las trabajadoras como puros elementos para mejorar las ventajas", han censurado.

A su juicio, "el Gobierno de Navarra es quien financia este campo y de ahí que es tan responsable - o mucho más - como las patronales de sostenernos en las condiciones que vivimos en la actualidad".

Más información

Trabajadoras de las viviendas se concentran en frente de la patronal LARES, en Pamplona, en el tercer día de huelga