Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Supervivencia superior al 99% en pacientes con cáncer de próstata de bajo riesgo en vigilancia activa.

Supervivencia superior al 99% en pacientes con cáncer de próstata de bajo riesgo en vigilancia activa.

En un informe reciente se ha revelado que en 2023 en la región de Navarra se diagnosticaron un total de 545 casos de cáncer de próstata en hombres, con un trágico saldo de 69 fallecimientos debido a esta enfermedad.

La conmemoración del Día Mundial del Cáncer de Próstata este 11 de junio resalta el trabajo pionero del Servicio de Urología del Hospital Universitario de Navarra (HUN) en la implementación de un protocolo de vigilancia activa desde el año 2008. Bajo la dirección del doctor Manuel Montesino, este programa ha demostrado ser altamente eficaz, alcanzando una tasa de supervivencia superior al 99% a los diez años de seguimiento.

La estrategia de vigilancia activa en el manejo del cáncer de próstata se basa en un seguimiento personalizado que contempla análisis regulares de PSA, exámenes físicos, resonancias magnéticas y biopsias prostáticas. Este enfoque busca evitar tratamientos innecesarios y sus efectos adversos, priorizando la calidad de vida de los pacientes sin comprometer la curación del cáncer en caso de ser necesario.

Adicionalmente, el Servicio de Urología de Navarra participa en un proyecto internacional conocido como PRIAS, que engloba a más de 11.000 pacientes con cáncer de próstata. En el ámbito local, han sido incluidos en este programa alrededor de 450 pacientes.

Es importante destacar que en la actualidad no se recomienda un cribado sistemático para la detección del cáncer de próstata en Navarra, a diferencia de otras patologías como el cáncer de mama. Sin embargo, se ha establecido un protocolo específico para la detección precoz de esta enfermedad en pacientes asintomáticos, el cual es aplicado por los profesionales de la medicina familiar en los centros de salud.

Las estadísticas revelan que el cáncer de próstata es el más común entre la población masculina en Navarra, excluyendo el cáncer de piel no melanoma, y los datos más recientes indican una disminución tanto en las tasas de incidencia como en las de mortalidad a lo largo de la última década. Estos avances evidencian que cerca del 90% de los pacientes diagnosticados con cáncer de próstata en la región continúan con vida al cumplirse 5 años desde el diagnóstico.