Salud finaliza el proceso de señalización de sus centros sanitarios como 'espacios sin humo' con la instalación de 200 nuevos carteles

Salud finaliza el proceso de señalización de sus centros sanitarios como 'espacios sin humo' con la instalación de 200 nuevos carteles

El departamento de Salud del Gobierno foral ha finalizado la rotulación de sus espacios sanitarios como entornos libres de tabaco. Se han colocado un total de 212 señales en centros de salud, de salud mental y de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva, así como en edificios dependientes del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN).

En el año anterior, se instalaron cerca de 200 señales en los tres hospitales del SNS. En esta ocasión, se han colocado un total de 169 placas y 43 vinilos en 90 espacios sanitarios, incluyendo centros de salud, centros de salud mental, CASSyR y establecimientos del ISPLN. Las señales de prohibición abarcan todo tipo de productos relacionados con el consumo de tabaco.

La delimitación de 'espacios sin humo' para proteger a la población del tabaco se encuadra dentro de las medidas MPOWER recomendadas por la Organización Mundial de la Salud. La OMS destaca que el tabaco mata a más de 8 millones de personas cada año, incluyendo a cerca de 1,3 millones de no fumadores expuestos al humo ajeno.

El Gobierno foral ha recordado que la prohibición de fumar en espacios sanitarios, tanto interiores como exteriores, está respaldada por la Ley 42/2010. Esta ley establece el marco normativo acerca de las medidas sanitarias sobre tabaquismo y contempla un posible régimen sancionador en caso de incumplimiento.

En el ámbito de la prevención del tabaquismo, la Sección de Promoción de Salud y Salud en todas las Políticas del ISPLN desarrolla diversas estrategias en colaboración con el SNS. Estas estrategias incluyen campañas genéricas dirigidas a desincentivar el inicio en el consumo de tabaco y promover su abandono, así como intervenciones focalizadas en las personas fumadoras para informar y motivar su abandono.

Entre estas intervenciones se encuentra el consejo breve sistematizado por parte de los profesionales de salud, las ayudas al abandono en formato de sesiones individuales o grupales y los talleres telepresenciales de la Escuela de Salud. Además, se han financiado medicamentos como la nicotina, bupropion y citisina para ayudar a los fumadores a dejar el hábito.

Según datos analizados por el Observatorio de Salud Pública, desde 2017 han participado más de 5,500 pacientes en los programas individuales o grupales de ayuda a dejar de fumar, y se han dado más de 192,000 consejos por parte de los profesionales del SNS.

La Encuesta Social y de Condiciones de Vida de Navarra de 2022 revela que el 17,7% de la población mayor de 15 años fuma a diario. La prevalencia es más alta entre los hombres (22,4%) que entre las mujeres (13,1%). El grupo de edad de 50 a 64 años presenta la mayor prevalencia de fumadores diarios (24,5%), mientras que el grupo de personas de 65 años o más tiene la menor prevalencia (7,4%).

Categoría

Navarra