Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Proyecto Hombre alerta sobre los peligros del cannabis en jóvenes.

Proyecto Hombre alerta sobre los peligros del cannabis en jóvenes.

La organización Proyecto Hombre Navarra ha lanzado una advertencia sobre los peligros del consumo de cannabis entre los jóvenes. Según han señalado, esta droga es la principal razón por la cual las familias buscan ayuda en el programa Suspertu de la entidad, el cual se enfoca en adolescentes con comportamientos de riesgo que van más allá del consumo de drogas.

El director de Suspertu, Garikoitz Mendigutxia, ha explicado que la mayoría de los jóvenes que acuden al programa lo hacen por consumir cannabis, lo que les lleva a experimentar un descenso en su rendimiento académico, conflictos familiares, ausentismo y abandono de actividades de ocio.

El año pasado, el programa atendió a 103 adolescentes y 245 familias, logrando que el 68,7% de los jóvenes y el 86,4% de las familias finalizaran el programa de manera satisfactoria. Además, se impartieron talleres a más de 4,200 alumnos y se organizaron actividades en 34 centros escolares.

En Suspertu, la mayoría de los jóvenes que llegan son adolescentes con una edad media de 16,5 años, conviven con sus familias y son estudiantes. Muchos de ellos presentan trastornos psiquiátricos, problemas judiciales, malestar psicológico y baja autoestima, además de dificultades en la relación familiar.

La marihuana es la principal sustancia que lleva a estos jóvenes a buscar ayuda, con un alto consumo diario y comportamientos de riesgo asociados como robos o prácticas sexuales de riesgo.

Según Mendigutxia, los jóvenes que completan el programa experimentan mejoras significativas en todas las áreas de sus vidas, y reducen o abandonan el consumo de marihuana y otros comportamientos de riesgo.

Un estudio internacional mencionado por Mendigutxia el año pasado señala que el consumo recreativo de cannabis en la población general conlleva riesgos significativos y aboga por prohibir su uso en menores de 25 años, ya que puede contribuir al desarrollo de enfermedades mentales graves como la psicosis, esquizofrenia o trastorno bipolar, incluso con un solo consumo en ciertos individuos.

Aunque el estudio reconoce algunos beneficios del cannabis para ciertas enfermedades, como la epilepsia o el dolor crónico, advierte que su uso recreativo conlleva riesgos, especialmente durante el embarazo y al volante, donde puede aumentar el riesgo de accidentes. En resumen, el cannabis recreativo solo trae consigo peligros según esta investigación.