• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Prisión para el detenido por procurar violar este martes a una mujer que hacía deporte en Tafalla

img

La juez asimismo le imputa otro delito de agresión sexual cometido sobre otra mujer en exactamente la misma ciudad el 5 de julio

PAMPLONA, 14 Jul.

La juez del Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción número 2 de Tafalla ha decretado este jueves el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del detenido este martes por un intento de violación (agresión sexual) a una mujer que había salido a correr por la ciudad.

En la resolución judicial, que puede ser recurrida, la juez imputa al investigado 2 delitos de agresión sexual -la citada tentativa de violación del día pasado 12, tal como otro cometido sobre otra mujer el 5 de julio en exactamente la misma ciudad- y un delito de lesiones, por las lesiones y hematomas que produjo a su segunda víctima a lo largo del forcejeo con ella, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN).

La juez acuerda en el coche dar a ámbas denunciantes rutas órdenes de protección a lo largo de la instrucción de la causa, de manera que el encausado no va a poder residir ni asistir a Tafalla y, además de esto, no va a poder estar comunicado ni aproximarse a ellas a menos de 500 metros.

Tras la declaración del encausado, el Ministerio Fiscal y la acusación especial han pedido el ingreso en prisión provisional, al tiempo que la defensa ha solicitado su puesta en independencia.

La primera agresión sexual denunciada sucedió sobre las diez.45 horas del 5 de julio en la calle Concepción de Tafalla. Cuando una mujer se disponía a ofrecer de comer a una colonia de gatos de la región, el investigado presuntamente se le acercó y empezó a proseguirle hasta el momento en que, en un instante particular, habría cogido de manera fuerte a la perjudicada primero del hombro en reiteradas oportunidades y tras la cintura, tras mencionarle en un español rudimentario "te deseo, te deseo". No obstante, la denunciante al final logró librarse del mismo golpeándole con el bolso y escapó.

Por su parte, el intento de violación se causó sobre las 9.50 horas del día pasado 12, en el momento en que el encausado presuntamente asaltó a una mujer que estaba realizando deporte por un paraje solamente transitado llamado de la Quintana.

Como consecuencia de la agresión y de la resistencia que la víctima opuso, ésta resultó con lesiones que precisaron de puntos de sutura subcutáneos en la rodilla. También sufrió múltiples hematomas por el cuerpo.

Al respecto, la juez cuenta en la resolución judicial que ámbas denunciantes "reconocieron sin género de inquietudes" al atacante entre distintas fotografías en las que se les enseñaron al investigado y a otros sujetos con especificaciones físicas semejantes.

La perjudicada, según recopila el coche de prisión, ofreció un relato pormenorizado y muy detallado de los hechos, coincidente con el realizado en sede policial, el que además de esto resulta congruente con las lesiones agarradas en el parte realizado por el Servicio de Obstetricia y Ginecología y por el Servicio de Traumatología del Hospital Universitario de Navarra el día de los hechos.

Asimismo, resalta la juez, la descripción del atacante realizada por la mujer "en el instante de interposición de la demanda, momentos siguientes a la producción de los hechos (persona joven, de color, con chinelas de color blanco y azul, pantalón corto y sudadera gris) se corresponde precisamente con el investigado, quien fue detenido instantes tras la agresión, en las inmediaciones del rincón donde se habría producido".

En la resolución, la juez dictamina el ingreso en prisión debido al prominente peligro de fuga y de reiteración delictiva.

Respecto a la necesidad de garantizar la presencia del encausado en el desarrollo, la juez cree que "en el presente supuesto puede colegirse racionalmente un alto peligro de fuga, ya que el investigado, pese a haber pedido permiso de vivienda familiar comunitario, carece completamente de arraigo en España, ya que, según su declaración en sede judicial, únicamente transporta en el país un par de meses, no conoce el idioma, no posee trabajo ni tiene recursos o familiares que de él dependan".

Igualmente, añade la juez, dada la gravedad de las penas que en su día podrían imponérsele por los hechos encausados, "se estima que hay altas opciones de que el investigado eluda la acción de la justicia".

En cuanto a la necesidad de eludir que el investigado atente contra recursos jurídicos de la víctima, la juez asimismo considera puede apreciarse en el presente supuesto, "ya que, si bien el investigado de entrada no tenía vinculación alguna con las víctimas, conoce los sitios que estas frecuentan, logrando reiterarse la comisión de otros hechos, al tratarse aparte de una ciudad pequeña, donde es simple que vuelva a encajar con ellas".

De igual modo, la juez asimismo valora en el presente supuesto "el peligro de reiteración delictiva respecto de otras mujeres, ya que entre ámbas agresiones han pasado únicamente 7 días y el investigado ha aumentado de forma notable la crueldad con la que aborda a las víctimas, tal como la gravedad de los hechos contra la independencia sexual y también integridad física de exactamente las mismas".

Por consiguiente, concluye la juez, "y a la visión de la gravedad de los hechos, se estima que no hay otras medidas cautelares menos restrictivas para el investigado que dejen batallar el alto peligro de fuga, tal como de reiteración delictiva, tanto respecto de las víctimas como respecto de otras mujeres, peligros a los que solo se puede realizar frente la medida cautelar de la prisión provisional".

Más información

Prisión para el detenido por procurar violar este martes a una mujer que hacía deporte en Tafalla