Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Policía Municipal y Foral detienen a 90 personas en Pamplona por pertenecer a bandas en 2022.

Policía Municipal y Foral detienen a 90 personas en Pamplona por pertenecer a bandas en 2022.

La Policía Foral y la Policía Municipal de Pamplona han iniciado un servicio conjunto de control de los grupos organizados violentos juveniles (GOVJ), el cual ha continuado este año. En este operativo, se han realizado más de 2.000 identificaciones y han sido detenidas 90 personas.

El objetivo del operativo es, según ha informado el Gobierno foral, "garantizar la seguridad de los espacios públicos a partir de actuaciones centradas en las zonas y lugares más habituales de ocio y reunión de estos grupos".

Para ello, se han coordinado efectivos de la Brigada de Proximidad de la Policía Municipal y de la División de Prevención y Atención Ciudadana de la Policía Foral, con la colaboración de integrantes de la División de Información de la Policía Foral y el refuerzo en dispositivos especiales de los equipos de Guías Caninos de ambos cuerpos.

Uno de los puntos importantes dentro del servicio conjunto son las identificaciones aleatorias. Los datos registrados recogen más de 2.000 identificaciones (algunas de ellas repetidas sobre las mismas personas) que pudieran ser integrantes de los GOVJ, en base a antecedentes, nuevos delitos o infracciones administrativas interpuestas. El porcentaje más alto de estas identificaciones se localiza en zonas de ocio del casco viejo y parques del entorno, destacando entre estos la Vuelta del Castillo y Taconera. A ellos les siguen barrios como Iturrama, Ensanches, Rochapea, San Juan, Milagrosa, San Jorge, Ermitagaña, Chantrea, Lezkairu, Mendebaldea y Mendillorri.

En este servicio realizado se practicaron 90 detenciones, motivadas por 13 tipos penales diferentes. También se ha investigado a 17 personas, principalmente por hurtos y señalamientos policiales pendientes. Diez menores de edad, que se habían fugado de centros de acogida, fueron reintegrados y puestos a disposición de sus tutores legales.

También se interpusieron 188 denuncias por diferentes infracciones administrativas, la mayoría de ellas relacionadas con la L.O. 4/2015 de Seguridad Ciudadana (consumo o tenencia de drogas, falta de respeto a agentes, portar armas u objetos peligrosos y alteración del orden público) y con las ordenanzas municipales (orinar en vía pública o realizar pintadas). El 41% de las denuncias (77) se interpusieron en el casco viejo.

Según se ha indicado, el despliegue de este servicio entre la Policía Foral y la Policía Municipal de Pamplona ha supuesto un incremento en la prevención de conductas delictivas o antisociales en las zonas objeto de control, tanto a través de la vigilancia discreta de policías de paisano como con la presencia disuasoria o directa de patrullas uniformadas conjuntas.