• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Pedro Salaberri, Premio Príncipe de Viana 2022: "La pintura fué mi forma de estudio"

img

PAMPLONA, 18 Jun.

El pintor Pedro Salaberri, que este sábado ha recibido el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2022, ha señalado que la pintura fué "mi forma de estudio" y ha señalado que su propósito es que sus cuadros "sean perdurables, sean ese rincón en el que vale la pena pararse para entonces partir, proseguir caminando con mas tranquilidad y consciencia".

Salaberri ha recibido el reconocimiento de manos de la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, en un acto que se ha festejado en la Plaza General Los Arcos, en Sangüesa. También estuvieron presentes en el ámbito el presidente del Parlamento foral, Unai Hualde; la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola; la regidora de Sangüesa, Lucía Echegoyen.

También el pintor Javier Balda, ingrediente del Consejo Navarro de Cultura y solicitado de glosar los méritos del premiado, de quien ha señalado su "aptitud innata para el dibujo" y su "peculiar forma de comprender la pintura, más que nada en el régimen del paisaje". "Nos ha conducido a localizar lo natural en la facilidad de su obra" y "ha redefinido la manera del agua, de la tierra, el horizonte y el cielo con una particular y osada invención del color". Ha destacado su "mirada atenta al fenómeno sublime de la naturaleza y a la presencia humana como interrogación en ese espacio" aportando un planteo "diferente y renovador" del paisaje y ha valorado su pintura "para dignificar y apreciar la vida".

En su intervención, tras agarrar un premio que "me conmueve", Pedro Salaberri hizo una ojeada a los 55 años de su trayectoria artística que "deseé continuar desde muy joven" y ha remarcado que "la pintura fué mi forma de estudio que me hizo esmerarme por comprender las causas que me llevo a escoger lo que pintaba u la manera de representarlo".

Ha recordado a su familia, donde siempre y en todo momento se sintió "acogido y amado. De su padre dijo que recibió "la noción del arte", y de su madre "la ecuanimidad".

En esos primeros instantes se halló con un "planeta exterior lleno de indecisión" y ha señalado su entrada en la Escuela de Artes y Oficios con 18 años que fue "un oasis de independencia" en un instante "donde no era viable decir lo que uno pensaba". Lugar donde trabó amistad con Mariano Royo, Peio Azketa y Luis Garrido.

Ha recordado sus paseos por la naturaleza que "resultaba una experiencia extraordinaria y pacificadora, no había tensiones con intereses". "Al cosmos no le afectaban las luchas políticas o lo obsesivo de nuestros anhelos", ha remarcado Salaberri, que ha señalado que deseó "contarlo" en sus cuadros y "plasmar la convicción de que el arte y la vida puede ser las misma cosa". De exactamente la misma forma, indicó que reconoció que "la localidad era inseparable de lo natural y asimismo debía pintarla con amor y respeto".

Salaberri explicó que la pintura fué un "continuo desarrollo de cuestiones que he intentado contestar y me dió satisfacciones de todo género". Con su arte, ha continuado, "mi empeño era parar el tiempo, que la hermosura que me conmovía se fijase". Ha señalado que su propósito es que sus cuadros "sean durables, sean ese rincón en el que vale la pena pararse para entonces partir, proseguir caminando con mas tranquilidad y consciencia". "No he amado jamás sencillamente divertir, he tratado de conocer, añadir algo a eso que los cuadros evocan o proponen, dar exitación y conocimiento", ha añadido.

Asimismo, indicó que, durante su trayectoria, ha reconocido como uno de sus "empeños mucho más establecidos" el "ser parte del tejido cultural de la sociedad donde vivo y mas especialmente de la pintura" con personas "de las que he recibido conocimiento y aprecio". Entre ellas, ha recordado a Pedro Manterola "de quien tanto aprendí y cuya amistad me dejó un recuerdo imborrable".

El pintor tuvo unas expresiones conmovidas para su mujer, hijos y nietos a los que ha complacido "por el hecho de que me hacen sentir vivo y con ganas de proseguir viviendo".

Más información

Pedro Salaberri, Premio Príncipe de Viana 2022: "La pintura fué mi forma de estudio"