Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Parlamento foral no logra condenar ataques a Chivite en Cabanillas.

Parlamento foral no logra condenar ataques a Chivite en Cabanillas.

En el Parlamento de Navarra, la Junta de Portavoces no logró llegar a un acuerdo para condenar los ataques contra el coche de la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ocurridos en Cabanillas el pasado viernes. Durante el incidente, un grupo de agricultores golpearon el vehículo, lanzaron objetos y trataron de impedir su circulación.

En la Junta de Portavoces se presentaron tres declaraciones. El PSN calificó los hechos como agresión y pidió su condena; UPN habló de altercados y también condenó los actos; mientras que Vox rechazó la violencia "sin importar su origen" y criticó la actuación policial. Ninguna de las declaraciones obtuvo unanimidad para ser aprobada.

Tras la reunión, los portavoces de UPN y PSN intercambiaron duras acusaciones por la falta de acuerdo en este tema.

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, criticó la falta de condena por parte de UPN y los acusó de ser cómplices de estos actos violentos. Alzórriz expresó su preocupación por la falta de condena política ante los ataques sufridos por la presidenta del Gobierno.

Por su parte, el portavoz de UPN, Javier Esparza, defendió la posición de su partido y condenó cualquier forma de violencia. Aseguró que UPN seguirá rechazando cualquier acción violenta, aunque acusó al PSN de politizar los acontecimientos en Cabanillas.

En resumen, la falta de acuerdo en el Parlamento de Navarra refleja la división política en torno a los recientes ataques contra la presidenta del Gobierno, María Chivite. Mientras algunos partidos exigen condenas claras y contundentes, otros parecen no estar dispuestos a hacerlo, lo que abre un debate sobre la postura de cada formación ante la violencia en la sociedad. Esta situación genera tensiones y pone de manifiesto las diferencias ideológicas en la política navarra.