• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Pamplona y Cendea de Galar alteran 566.000 m2 de sus términos municipales para futuros desarrollos urbanísticos

img

El cambio de términos perjudica a la meseta de Donapea y al ambiente de la avenida de Zaragoza en el Garitón de Ripalda y Azpilagaña Sur

PAMPLONA, 15 Jun.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el alcalde de la Cendea de Galar, Oscar Amóztegui, han firmado este miércoles un convenio interadministrativo de colaboración que recopila la perturbación de los términos municipales de las dos localidades en una área cerca de los 566.000 m2 con la meta de beneficiar futuros desarrollos urbanísticos.

"Para Pamplona es un enorme logro, hacía un buen tiempo que hablábamos con Galar de esta oportunidad y con la intención y ganas de los 2 municipios, conseguimos este logro", aseguró Maya en la rueda de prensa posterior a la firma del convenio, que ha calificado de "histórico". En relación con la utilización que cada municipio dé a los terrenos cedidos, ha señalado que "cada uno de ellos va a tomar sus resoluciones en el momento en que le parezca", puesto que no hay "trabas" sobre esto. Además, ha señalado la concordancia conseguida por la parte de los conjuntos en esta materia.

Por su parte, Amóztegui ha remarcado que este convenio, que deja "reordenar la región", es "bueno tanto para gente de Pamplona para la Cendea de Galar, aun para toda Navarra". "Este debe ser el sendero, aguardamos que esta fluidez con la que hemos trabajado hasta la actualidad se sostenga en el tiempo, lo agradecerán nuestros vecinos. Estamos muy cerca y disponemos muchas cuestiones en común", ha señalado, tras apuntar que este es un "acuerdo bueno".

La novedosa distribución "posibilita la administración y la ejecución" de futuros proyectos de avance urbanístico en zonas como el Garitón de Ripalda, Azpilagaña Sur, o Donapea. Este ámbito fue ordenado previamente por 2 Planes Sectoriales de Incidencia Supramunicipal (PSIS) en 2012 y 2015, respectivamente. Ambos documentos fueron cancelados por sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Navarra por cuestiones de orden procedimental.

Una vez llevada a cabo la firma de este convenio, Pamplona, mediante su planeamiento municipal, va a poder trabajar para llevar a cabo situación el emprendimiento de 4.000 casas en la meseta de Donapea que pudo llegar a término hasta la actualidad como Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal, gracias a esas anulaciones.

Pamplona contribuye a la perturbación de términos municipales 566.714 m2, dividida en 2 zonas, de 425.641 m2 y 141.073 m2, respectivamente, que encajan con el ambiente al sur del centro Donapea y con el Garitón de Ripalda, en la posterior de El Sadar y hasta el vial de la Morea, que van a pasar en este momento a la Cendea de Galar.

La región de Donapea tiene distintas usos urbanísticos, todos ellos no urbanizables, al paso que el Garitón es suelo urbanizable y con empleo público universitario.

La Cendea de Galar, por su lado, intercambia 566.708 m, que van a ser de Pamplona, en solo una área en la región de la meseta de Donapea, cerca de la urbanización de Cordovilla, y alcanzado los terrenos de Azpilagaña Sur, al lado de la avenida de Zaragoza. Los terrenos damnificados son todos urbanizables, salvo una parcela catastral, que está clasificada como suelo urbano.

Esta perturbación de los términos municipales fué consensuada por los 2 municipios, con el propósito de "la ordenación y protección del territorio y su paisaje, conservando sus valores y sosteniendo la congruencia".

Además, se determina administrativamente cada concejo con arreglo al viable destino de los suelos damnificados, facilitándose que cada ciudad ejercite sus competencias en su área, lo que dejará "un desarrollo sin dependencia y mucho más configurado al contexto popular de cada municipio y a sus ritmos de trabajo".

Los trabajos de redacción de la documentación técnica común para la perturbación de los términos municipales los hizo el Ayuntamiento de Pamplona a través de la coordinación de los Servicios Técnicos de los dos consistorios y, una vez aprobados, se remitirán a la Dirección General de Administración Local del Gobierno de Navarra para su tramitación.

Por ello, se han elaborado los planos de los términos municipales que serán objeto de la perturbación, tal como los nuevos limites o línea divisoria entre los ayuntamientos de Pamplona y la Cendea de Galar.

En la memoria que se ha elaborado al efecto se tienen dentro las estipulaciones jurídicas y económicas que han propuesto los propios municipios, tal como la justificación de que la perturbación iniciativa no mengua la solvencia de ninguno de los 2 consistorios.

La novedosa línea divisoria, en la región de Donapea desde el meandro del río Elorz mucho más próximo al centro, se traza siguiendo la línea de afección del nuevo vial proyectado que une la carretera de Cizur (NA 7027) con la carretera de Esquiroz (NA 6001).

Por el límite oeste, la novedosa muga desciende hacia el sur hasta la novedosa rotonda sosprechada al lado del instituto Izaga, lugar desde el que da un giro hacia el este, bordeando la región edificada de Cordovilla y por la presente carretera de la Venta (Polígono AR-01) llega hasta la avenida de Zaragoza.

Cruzando esa avenida de Zaragoza y siguiendo los límites catastrales de las parcelas edificadas en Cordovilla, se altera el límite de hoy en la región del Garitón, trasladándolo hacia el norte y "adaptándolo en la medida de lo posible" a la topografía y a los límites de parcelas catastrales hasta llegar al vial PA-32, que une la calle Sadar con el polígono comercial de la Morea, por cuyo borde oeste desciende hasta hallarse con el límite de hoy, que bordea ese polígono de la Morea.

Más información

Pamplona y Cendea de Galar alteran 566.000 m2 de sus términos municipales para futuros desarrollos urbanísticos