Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Pamplona apuesta por soluciones naturales para mejorar sus infraestructuras verdes en mayo.

Pamplona apuesta por soluciones naturales para mejorar sus infraestructuras verdes en mayo.

PAMPLONA, 10 Mar.

El Ayuntamiento de Pamplona ha anunciado que en mayo se llevarán a cabo proyectos concretos para mejorar y generar infraestructuras verdes y azules en la ciudad, utilizando soluciones basadas en la naturaleza.

Estas acciones forman parte del 'Plan de Infraestructuras Verdes (IV) y Drenaje Sostenible', un plan estratégico que tiene como objetivo aumentar en al menos un 5% estos elementos en la ciudad. Los planes a largo plazo incluyen potenciar la biodiversidad, incrementar los servicios ecosistémicos, tratar el agua pluvial en origen, mitigar las islas de calor para combatir el cambio climático e integrar procesos ecológicos e hidrológicos. Estas iniciativas también buscan mejorar la salud, el bienestar de la comunidad, la habitabilidad y promover el empleo verde, según ha informado el Ayuntamiento.

En mayo, la ciudad contará con un catálogo de acciones, de las cuales se seleccionarán las primeras 25 a abordar. Todo esto se realizará con la participación ciudadana y el diálogo con actores relevantes. Este plan forma parte del proyecto RUNA 2025, financiado por la Unión Europea a través de fondos NextGenerationEU y gestionado por la Fundación Biodiversidad y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

El enfoque de Pamplona se centra en la rehabilitación y renaturalización del entorno utilizando 'Soluciones Basadas en la Naturaleza' (SBN), que se basan en principios naturales para abordar problemas de gestión urbana y territorial. Entre el 8 y el 10 de mayo, la ciudad acogerá el congreso PARJAP Pamplona 2024, donde profesionales del sector público, privado y asociativo discutirán sobre el uso de espacios verdes y la gestión de recursos como el agua para hacer frente al cambio climático.

Estos proyectos buscan crear una red estratégica de conexiones entre espacios naturales de alta calidad y otros elementos medioambientales, con el objetivo de construir una ciudad resiliente comprometida con el medio ambiente.

Pamplona cuenta con más de 3,5 millones de m2 de zonas verdes urbanas, además de parques históricos como Taconera y Media Luna. La ciudad alberga 60.000 árboles en parques y aceras, así como una cantidad similar en bosques de ribera y parcelas forestales. También se están desarrollando bosques plantados para compensar la huella de carbono. Todo esto se complementa con arbustos, parterres de flores y sistemas de drenaje sostenible vegetados.

Se realizará un análisis de la cobertura arbórea de la ciudad y se diseñará un sistema de 'corredores verdes' para conectar estos recursos, proponiendo SBN para espacios específicos, como microjardines, patios escolares y aparcamientos. Se fomentará también el cuidado de plantas y árboles en la vía pública.

En respuesta a las vulnerabilidades climáticas, se implementarán medidas para gestionar las escorrentías derivadas de las lluvias intensas. Se buscará permeabilizar el suelo y promover un sistema de drenaje urbano sostenible. Entre las posibilidades se encuentran pozos de infiltración, pavimentos permeables y estanques de retención.

Los SUDS buscan imitar en entornos urbanos el ciclo natural del agua, ofreciendo beneficios ambientales y de gestión del agua. Se favorece la infiltración natural del agua, reduciendo la carga de contaminantes y mejorando la calidad del agua. El objetivo es devolver el agua al ciclo natural lo más cerca posible de su origen.