• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Navarra Suma afirma que la Ribera "regresa a quedarse" sin radiólogo de guarda

img

PAMPLONA, 19 Jul.

Navarra Suma ha criticado este martes que, según fuentes internas del Hospital Reina Sofía de Tudela, este lunes 18 de julio el centro hospitalario no tuvo radiólogo de presencia física. "La Ribera regresa a quedarse sin radiólogo de guarda", han correcto.

En un aviso, han advertido de que esta situación "podría repetirse los próximos días 21 y 26 de julio, fecha donde la actividad sanitaria de forma previsible puede acrecentar con ocasión de las fiestas patronales de Tudela, y que ordena a desplazamientos de pacientes con emergencias médicas hasta el Hospital Universitario de Navarra".

Navarra Suma indicó que su representante de Salud, Cristina Ibarrola, ahora viene denunciando "la insuficiente situación donde el Gobierno de María Chivite dejó al servicio de Radiología en la Ribera durante toda la legislatura, situación agravada desde octubre de 2020, en el momento en que el Gobierno logró efectivos traslados de médicos de centros de salud comarcales al Hospital Universitario de Navarra, fecha donde solo han quedado cubiertas las plazas de 3 de los 11 radiólogos de plantilla del servicio del hospital ribero".

"La desidia y la inacción del aparato dirigido por la consejera Santos Induráin han causado que este verano vuelva a quedar toda la Ribera sin radiólogo de guarda ciertos días", han señalado desde Navarra Suma, realizando hincapié en que "todavía no se ha resuelto la incorporación de radiólogos de la OPE al Hospital Reina Sofía" y en que "el Gobierno fué inútil de establecer medidas funcionales para atraer y retener expertos".

"Medidas que hemos propuesto de manera reiterada desde Navarra Suma y que fueron rechazadas, presupuesto tras presupuesto, por el presente pentapartito que rige en Navarra", han añadido, para mostrar que "la lamentable administración sanitaria del Gobierno de Navarra prosigue condenando a mucho más de 90.000 pobladores de la Ribera de Navarra a unas condiciones alarmantes en el ingreso a pruebas diagnósticas".

Para Navarra Suma, hablamos de "una exhibe mucho más de la pésima administración y el deterioro de la sanidad navarra con este Gobierno, que tiene como máximas causantes a María Chivite, Santos Induráin y a la novedosa gerente del Área de Salud de Tudela, Ana Campillo, quien protagonizó continuas manifestaciones contra la administración sanitaria de UPN pero que desde su incorporación a la gerencia prosigue sin solucionar ninguno de los inconvenientes de la sanidad en la Ribera".

Según Navarra Suma, el verano pasado todo el Área de Salud de Tudela continuó sin radiólogo de guarda a lo largo de distintos días en el Hospital Reina Sofía, "forzando a médicos del hospital a reconvertir advertencias de ecografía por otras pruebas diagnósticas que tienen que interpretar radiólogos de otros centros de salud a distancia y a derivar pacientes que necesitan una ecografía urgente debiendo moverse 200 km entre ida y vuelta a Pamplona".

Más información

Navarra Suma afirma que la Ribera "regresa a quedarse" sin radiólogo de guarda