Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Navarra registra un preocupante incremento del 3,9% en delitos durante los primeros nueve meses de 2022 en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Navarra registra un preocupante incremento del 3,9% en delitos durante los primeros nueve meses de 2022 en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Los delitos contra la libertad e indemnidad sexual aumentaron un 30,5% en Navarra, mientras que los delitos por tráfico de drogas incrementaron un 17% y los robos con violencia subieron un 6,2%.

Según el Balance de Criminalidad publicado por el Ministerio del Interior, los cuerpos policiales de Navarra registraron 26.318 infracciones penales entre enero y septiembre, lo que representa un aumento del 3,9% en comparación con el mismo período del año anterior (25.341). Esto sitúa la tasa de criminalidad en la Comunidad foral en 51,8 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, superando la media nacional.

El informe también revela un aumento del 61,1% en homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa, pasando de 18 a 29 casos. Además, los delitos contra la libertad e indemnidad sexual se incrementaron en un 30,5%, alcanzando un total de 304 casos.

En cuanto a los delitos relacionados con drogas, se registró un aumento del 17% en los casos de tráfico de drogas, de 106 a 124. Asimismo, las sustracciones de vehículos aumentaron en un 9,9% (de 101 a 111). Por otro lado, los hurtos experimentaron un crecimiento del 8,2% (de 6.333 a 6.851).

En cuanto a los robos con violencia e intimidación, se produjo un incremento del 6,2% (de 339 a 360 casos), mientras que los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones aumentaron ligeramente en un 2% (de 1.082 a 1.104 casos).

El informe también destaca que no se registraron secuestros en los nueve primeros meses del año y que se mantuvo sin cambios el número de homicidios dolosos y asesinatos consumados, con un total de 3 casos. Además, los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria disminuyeron en un 8% (de 300 a 276 casos).

En cuanto a la cibercriminalidad, se produjeron un total de 4.897 delitos, lo que representa un aumento del 22,7% en comparación con el mismo período del año anterior (3.990). Las estafas informáticas aumentaron en un 25,6% (de 3.478 a 4.370 casos) y los demás ciberdelitos aumentaron en un 2,9% (de 512 a 527 casos).

El informe también revela que la tasa de detenidos e investigados fue de 157 por cada 1.000 infracciones penales entre enero y septiembre, y que el porcentaje de infracciones penales esclarecidas fue del 32,5%.

En cuanto a los municipios de más de 20.000 habitantes, el Valle de Egüés experimentó un aumento del 19,5% en las infracciones penales, pasando de 461 a 551. La tasa de criminalidad en esta zona es de 33,2 infracciones penales por cada 1.000 habitantes.

En Pamplona, las infracciones penales aumentaron un 3,1%, pasando de 11.409 a 11.766 casos. La tasa de criminalidad en la ciudad es de 74,7. En Tudela, el incremento fue del 5,1% (de 1.797 a 1.888 casos), con una tasa de criminalidad de 67,3.

Finalmente, en Burlada, el número de infracciones penales aumentó un 3,5%, pasando de 483 a 500 casos. La tasa de criminalidad en esta localidad es de 33,8 infracciones por cada 1.000 habitantes.