Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

"Navarra promueve una controvertida campaña para combatir las violencias sexuales enfocada en la exigencia de 'consentimiento explícito' en las relaciones"

En los primeros nueve meses del año, se han reportado 266 denuncias por violencia sexual en la comunidad autónoma de Navarra, de las cuales el 73% han sido interpuestas por mujeres jóvenes.

El Gobierno de Navarra ha lanzado una campaña de sensibilización para combatir todo tipo de violencias sexuales, haciendo hincapié en la necesidad de promover un cambio social y cultural que incluya el consentimiento expreso en las relaciones sexuales. La campaña busca reivindicar la libertad de las mujeres para relacionarse como deseen, sin que su forma de vestir o actuar pueda interpretarse como un consentimiento no deseado.

La campaña se ha presentado en el marco del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, que se celebra el 25 de noviembre. Según explicaron los representantes del Gobierno de Navarra, el objetivo es centrar el debate en el consentimiento de las mujeres. Cualquier acto de naturaleza sexual que no cuente con el consentimiento libre de la mujer es considerado violencia sexual.

La campaña utiliza diversos materiales gráficos y audiovisuales bajo el lema "Violencias sexuales. Están ocurriendo ahora", mostrando situaciones lúdicas o festivas en las que se destaca que un acto como un mensaje de WhatsApp, un baile, una copa o una falda no implica un consentimiento sexual.

En 2021, se registraron en Navarra un total de 1.929 denuncias por violencia contra las mujeres, de las cuales un 12,65% corresponden a violencia sexual. En lo que va de año, entre enero y septiembre, se han reportado 1.569 denuncias, 266 de las cuales son por violencia sexual, siendo el 72,93% de estas denuncias realizadas por mujeres menores de 30 años.

Además, en lo que va de año, se ha reportado el asesinato de una mujer en Navarra, sumando un total de 15 víctimas en la última década. A nivel nacional, se han registrado 52 mujeres asesinadas en lo que va de año, 7 de ellas menores de 30 años, dejando a 50 huérfanos.

La campaña busca concienciar sobre la necesidad de acabar con las múltiples formas de violencia históricamente toleradas y asimiladas por las mujeres. También destaca la importancia de que tanto hombres como mujeres aprendan a identificar formas de violencia que se han normalizado para lograr erradicarlas.

Las violencias sexuales que la campaña busca eliminar incluyen agresiones sexuales, acoso sexual, explotación de la prostitución ajena, violencias sexuales digitales, acecho con connotación sexual, mutilación genital femenina, matrimonio forzado y trata con fines de explotación sexual, así como el homicidio de mujeres vinculado a la violencia sexual.

La campaña institucional tiene un costo de 50.000 euros y se distribuirán cerca de 5.000 carteles en diversos puntos de atención y servicio a la ciudadanía. Además, se emitirán cuñas en radios, un spot en Navarra TV y televisiones locales, y se publicará publicidad en periódicos y en medios digitales. También se difundirá la campaña a través de marquesinas y redes sociales.

Esta campaña forma parte de las acciones de sensibilización llevadas a cabo por el Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) para prevenir y concienciar sobre la violencia contra las mujeres. El Gobierno de Navarra continuará coordinando acciones en materia de atención y prevención de la violencia hacia las mujeres, con especial atención a los menores, siguiendo el Plan Estratégico de Igualdad (2022-2027).

Además, se está finalizando la puesta en marcha del Centro de Atención Integral a las violencias sexuales, un recurso especializado disponible las 24 horas del día para la prevención y atención integral en casos de violencias sexuales. También se habilitarán ayudas económicas dirigidas a huérfanos por violencia machista el próximo año.

Otras medidas que se están implementando incluyen la actualización del Protocolo contra la mutilación genital femenina, la aprobación de un Protocolo de Matrimonios forzosos, la creación de una "ventanilla única" en el INAI para acreditaciones a víctimas de violencia hacia las mujeres, y la formación especializada de diferentes agentes involucrados en la coordinación ante la violencia contra las mujeres en Navarra.