• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Navarra coopera con Estonia, Bulgaria y también Irlanda para reforzar en la visión rural de la legislación

img

El emprendimiento, con una inversión de 1,7 millones de euros, se ha anunciado a la última convocatoria del programa Interreg Europe

PAMPLONA, 3 Ago.

Navarra coopera con Estonia, Bulgaria y también Irlanda en un emprendimiento para reforzar en la visión rural de la legislación. El emprendimiento, que tiene una inversión de 1,7 millones de euros, fué anunciado a la última convocatoria del programa Interreg Europe, que comparte las proposiciones extraídas del llamado Mecanismo Rural de Garantía, un programa que permitió "detectar y ofrecer ediciones en la legislación de hoy con la intención de impulsar el avance de las áreas despobladas".

Las seis organizaciones públicas y privadas de todo el mundo socias a la Dirección General de Administración Local y Despoblación del Gobierno de Navarra en este emprendimiento son: la Organización No Gubernamental para el Desarrollo, Cives Mundi de Soria; la Asociación 'Centro de Sostenibilidad y Crecimiento Económico' de Bulgaria; el Ministerio de Asuntos Rurales de Estonia; la Unión de Municipios del Condado de Tartu en Estonia; el Consejo del Condado de Galway en Irlanda; y el Municipio de Bratsigovo en Bulgaria.

El presupuesto total del emprendimiento sube a 1.757.194 euros, de los que el Gobierno de Navarra aportaría 339.320 euros. En de ser aprobado el emprendimiento y recibir la subvención, que financia un máximo del 80% del importe, el Gobierno de Navarra al final abonaría 67.860 euros, explicó el Ejecutivo foral en un aviso.

El emprendimiento, cuyo nombre es 'Rural Proofing. Cooperación para una mejor gobernanza con enfoque rural', promoverá la cooperación y el trueque interregional entre las seis organizaciones para "prosperar las habilidades de sus gobiernos para el co-diseño y la evaluación del encontronazo que tienen en las áreas despobladas las políticas aprobadas por los órganos legislativos". Con ese propósito, se procederá a la creación de una caja de herramientas que "contribuya a reducir las desigualdades regionales y que garantice los derechos de los y las ciudadanas que viven en áreas despobladas y ribereñas, ayudando de esta forma a corregir las disparidades económicas, sociales, de seguridad y territoriales".

Como se apunta en la narrativa del emprendimiento, "la legislación se acostumbra llevar a cabo pensando en los centros urbanos, sencillamente por el hecho de que allí vive mucho más gente y por el hecho de que es donde asimismo se centralizan los centros de poder. Esta legislación en ocasiones es discriminatoria y no tiene presente los territorios rurales. Además, la gobernanza es descoordinada: las normativas se sobreponen, provocando políticas sectoriales, incongruentes y también ineficientes desde la perspectiva de la administración, que se prosiguen realizando a distancia y sin conocimiento del territorio y sin una adaptación a las pretensiones y elementos de las áreas despobladas".

El emprendimiento ofrece el trabajo colaborativo y el trueque de vivencias entre los diferentes asociados del mismo para "prosperar los procesos de gobernanza utilizando novedosas maneras de innovación popular que dejen la creación de una caja de herramientas amoldada a cada zona (Rural Proofing) que revise el encontronazo en las áreas despobladas de la legislación, políticas sectoriales, sociales y económicas y que sugiera una metodología SMART y también renovadora que deje comprobar de forma sistemática las políticas pertinentes con un enfoque rural antes que estas sean aprobadas y también incluídas".

De este modo el emprendimiento "contribuirá a reducir las desigualdades regionales" y "garantizará los derechos de los ciudadanos que viven en áreas despobladas y ribereñas, ayudando de este modo a corregir las disparidades económicas, sociales, de seguridad y territoriales".

Este emprendimiento anunciado a la convocatoria del programa Interreg Europa piensa la continuación del trabajo efectuado por el G100, un conjunto de 50 hombres y 50 mujeres que, tras múltiples meses de trabajo, presentó el mes pasado de enero, 71 proposiciones para hallar una legislación que integre la visión rural en materias como envejecimiento activo, vivienda, capacitación profesional o emprendimiento.

El Mecanismo Rural de Garantía es un emprendimiento vanguardista a nivel estatal, puesto en marcha en 2021 por el Gobierno de Navarra, con la meta de detectar y ofrecer ediciones en la legislación de hoy que impulsen el avance de las áreas despobladas. Con este propósito se creó un conjunto de cien personas (G100), 50 mujeres y 50 hombres, especialistas en distintas ámbitos que, por medio de conjuntos de trabajo, recabaron y examinaron un grupo de casos prácticos de catorce temáticas, agrupadas en 5 enormes bloques: servicios rurales de calidad, infraestructuras rurales, economías rurales, ambiente rural, y legislación.

Más información

Navarra coopera con Estonia, Bulgaria y también Irlanda para reforzar en la visión rural de la legislación