Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Ministerio de Cultura descubre partitura inédita del compositor navarro Fernando Remacha

Ministerio de Cultura descubre partitura inédita del compositor navarro Fernando Remacha

La Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana presentará el próximo martes 12 de diciembre en el Archivo de Navarra la edición de la monografía titulada 'Fernando Remacha. Tres canciones galaico-portuguesas para coro', en conmemoración del 125º aniversario del nacimiento del compositor tudelano.

El lanzamiento de esta edición marca también el inicio de la colección AMAEN, cuyo propósito es hacer accesibles al público composiciones inéditas de gran importancia del patrimonio musical navarro y así mantener viva la memoria musical de Navarra.

La presentación de la partitura estará a cargo de la Coral de Cámara de Pamplona y, al finalizar, se procederá al estreno de las canciones. La entrada será gratuita hasta completar el aforo.

La edición de 'Fernando Remacha. Tres canciones galaico-portuguesas para coro' cuenta con versiones en castellano, euskera, inglés y francés. Además, incluye una introducción escrita por Aurelio Sagaseta Aríztegui, seguida de notas sobre la edición y la partitura original, a cargo de Alejandro Ureta Chudoba.

Las tres composiciones de Fernando Remacha, hasta ahora desconocidas, llevan por título 'Ai ondas que eu vin ver', 'Bailemos agora, por Deus, ai velidas' y 'Sedia-mi eu na ermida de San Simón'. Estas canciones pertenecen al género conocido como cantigas de amigo, una forma poética destinada a ser cantada y originaria de Galicia en el siglo XII. Las cantigas de amigo suelen representar el amor en ausencia del ser querido.

Las grabaciones de alta calidad de las tres canciones, interpretadas por la Coral de Cámara de Pamplona en diciembre de 2022, estarán disponibles de forma gratuita para el público interesado. Podrán acceder a ellas a través de la Fonoteca Navarra, dentro del programa de Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

Aurelio Sagaseta Aríztegui, quien fue Canónigo-Maestro de Capilla de la Catedral de Pamplona desde 1962, donó la partitura de las tres canciones al Archivo de Navarra en 2021. Además de los documentos, esta donación fue resultado de su relación con Fernando Remacha durante su tiempo como secretario y director del Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona.