• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

Miles de pamploneses honran a San Fermín tras un par de años sin procesión

img

El arzobispo de Pamplona encomia al beato y resalta que "una sociedad que margina a Dios" está "abocada al fracaso total y va hacia la inanición"

PAMPLONA, 7 Jul.

Miles de pamploneses han acudido este jueves al centro de la ciudad más importante navarra para ayudar a la procesión en honor a San Fermín, tras un par de años de suspensión por la pandemia de Covid-19.

Pamplona vive el día de hoy el día grande de sus fiestas, el día en honor a San Fermín, que volvió a salir a las calles de la región frente cientos de pamploneses vestidos de blanco y colorado, caminando de calle o en los balcones, lugar desde donde le han dedicado 'vivas' y 'goras'.

A las diez de la mañana, la empresa municipal, encabezada por el alcalde, Enrique Maya, ha salido de la Casa Consistorial y, acompañada por la comparsa de Gigantes y Cabezudos, La Pamplonesa, txistularis, gaiteros, timbaleros, libreas y maceros, ente otros, se ha dirigido a la Catedral para agarrar al Cabildo. Juntos, se han movido hasta la Capilla de San Fermín, lugar desde el que el santurrón ha salido en procesión por las calles del Casco Antiguo entre los aplausos de los pamploneses.

Con la imagen de San Fermín en la calle llegaron los llamados 'momenticos', como la jota al 'Glorioso San Fermín' en la plaza del Consejo interpretada por la Coral Santiago de la Txantrea, la del 'Pocico' de San Cernin donde se ponen flores en la peana del Santo al son del 'Agur Jaunak', la jota de Canta et Yanta 'Desean todos cantar', en la confluencia de San Antón y Taconera, o la jota de Los Amigos del Arte en la calle Mayor.

En torno a las 12.15 horas, el beato ha retornado ahora a su capilla en San Lorenzo y empezó la misa en honor a San Fermín, oficiada por el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, y el Cabildo Catedralicio. Han participado asimismo la Capilla de Música de la Catedral y el Orfeón Pamplonés, entre otros muchos.

Durante su homilía, el arzobispo de Pamplona ha ensalzado a San Fermín. "El día de hoy es un día grande para la localidad de Pamplona y el fundamento es pues poseemos presente a San Fermín, que fue el enorme evangelizador en nuestras tierras navarras. San Fermín se santificó confiando todo en Dios y solo en Dios", ha señalado. Por eso, ha amado "cantar de alegría y manifestar que la fe secular que se anida en el corazón de los pamploneses, mediante los tiempos y sus épocas, continúe siendo esa luz que absolutamente nadie logre apagar".

Francisco Pérez aseguró que San Fermín "nos invita asimismo a nosotros a ser genuinos evangelizadores, esto es, que anunciemos con expresiones y hechos que suponemos en Dios, le amamos y servimos a el resto". "San Fermín padeció la persecución y hasta murió por causa del testimonio de fe que llevaba en su corazón y en sus proyectos. Su vida caló tanto en el pueblo de Pamplona que su ejemplo de vida hace relucir la fe de un pueblo que noblemente admite el ejemplo de un genuino fan de Cristo", ha señalado.

El arzobispo ha rogado a Dios que "prosiga cuidando este pueblo de Pamplona y que no renuncie en continuar exponiendo la excelencia de opinar en Cristo, en su evangelio y en su Iglesia". "Suplico y solicito a Dios que los pamploneses prosigan las huellas de San Fermín. Una sociedad que margina a Dios es una sociedad abocada al fracaso total y va hacia la inanición. La fe nos impulsa a tener presente las pautas y leyes de los Diez Mandamientos. Cualquiera de ellos que venga deshonrado y sustituido por los anhelos mundanos provocará daños inestimables. Por ello tenemos que ser defensores de la vida, defensores de la recta ética, de la justicia y verdad en sus matices. La cerrazón a toda la revelación de lo prominente, y por consiguiente a la fe, no es ocasionada por el intelecto, sino más bien por el orgullo. Dios actúa en los fáciles de corazón, no en los prepotentes, orgullosos y entendidos", ha subrayado.

Más información

Miles de pamploneses honran a San Fermín tras un par de años sin procesión