• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Los hosteleros despiden los Sanfermines "con buenas experiencias" pero con una facturación menor que en 2019

img

Anapeh se expone cobrar una parte de las reservas de antemano pues "hay gente que reserva mesas para comidas o cenas y no se muestran"

PAMPLONA, 15 Jul.

La Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería, Anapeh, aseguró que los Sanfermines se despiden "con buenas experiencias" pero con una facturación menor que en 2019, y ha señalado "el buen ámbito vivido, la sepa de accidentes como tónica general y la cantidad considerable de personas que hubo en Pamplona, de forma particular entre el 6 y el 9 de julio".

Según han correcto en un aviso, a lo largo de los 4 primeros días de San Fermín, la localidad, "singularmente el centro, ha recibido a cientos de personas tanto de aquí como de fuera, de forma particular valencianos, madrileños, catalanes y vascos".

Entre el público extranjero han señalado la existencia de franceses, seguida de americanos, y han echado en falta a turistas británicos y australianos.

"San Fermín este año tuvo 2 partes bien distinguidas, ente el chupinazo y el sábado y entre el domingo y el 14 de julio. Ha asombrado de forma particular a la hostelería la poca actividad del domingo diez de julio, que se suponía fuera intensa. Cuestiones como el calor de la segunda mitad de la celebración han perjudicado a una bajada de público que era previsible desde el lunes, pero que como mencionamos se apreció ahora desde el domingo", han manifestado.

En cuanto a la actividad hostelera, han considerado que los establecimientos de la Plaza del Castillo "funcionaron realmente bien" siendo esta "la parte mucho más frecuentada de la región y tener una programación que ha concentrado a muchas personas".

Sin embargo, esta "aptitud de atracción" ha conllevado que los establecimientos de las calles lindantes "hayan visto achicada su actividad en las horas nocturnas, lo que tuvo como resultado que, más que nada desde el 9 de julio, varios de ellos optaran por cerrar antes de la hora sosprechada frente la carencia de clientela". "En verdad, los bares por norma general han achicado sus horarios de apertura respecto a precedentes ediciones", han remarcado.

Otro hecho que viene pasando desde antes de 2019, según Anapeh, es "la bajada en la facturación de los establecimientos hosteleros, pese a la actualización de costos consecuencia de la subida de costos en todos y cada uno de los recursos".

Si bien la inflación "tuvo secuelas en la facturación", esta asimismo se ve perjudicada "por la excesiva presencia de negocios con licencias exprés que surten de comidas y bebidas en condiciones de abuso de rivalidad; con una normativa considerablemente más laxa que la que se pide a los bares y sitios de comidas", según los hosteleros.

En función del ámbito vivido en los locales, la hostelería resalta que fueron unos Sanfermines "muy normales, con buen ámbito, ganas de celebración y sepa de accidentes como tónica general".

"Es una lástima, pero asimismo una situación, la multitud que reserva mesas para comidas o cenas y no se muestran", han remarcado, tras apuntar que, a consecuencia de ello, la hostelería "se está proponiendo cobrar parte de la reserva de antemano".

También han señalado la "buena ocupación" de hospedajes fuera de Pamplona en los primeros días de las fiestas en las ubicaciones "mejor comunicadas" con la ciudad más importante, como Sakana y Aralar y las localidades de la Cuenca de Pamplona y alrededores.

Más información

Los hosteleros despiden los Sanfermines "con buenas experiencias" pero con una facturación menor que en 2019