• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Los cobijes municipales de Trinitarios y de Jesús y María, en Pamplona, están terminados a lo largo de esta ola de frío

img

PAMPLONA, 24 Ene.

Los cobijes municipales de Trinitarios y de Jesús y María, liderados a personas sin hogar, están terminados desde el pasado lunes, día 16, en el momento en que se acentuó la ola de frío que perjudica a Pamplona y al resto de la Comunidad foral.

El Ayuntamiento de Pamplona ha adoptado en estos días el protocolo contra el frío, con la meta de ofrecer cobijo a quienes carecen de otros elementos habitacionales y, aparte de hacer más simple la pernocta en estos sitios, asimismo ha prolongado las horas de estancia a lo largo del día, para eludir dentro de lo posible la exposición a las bajas temperaturas de estos días.

La Comisión de Asuntos Ciudadanos del Ayuntamiento de Pamplona han visitado este martes las instalaciones del albergue Jesús y María, situado en el Casco Antiguo de la región, y que desde el pasado 5 de enero se ha habilitado para acoger, de forma inusual, personas sin hogar, frente a la previsión de un invierno duro, con bajas temperaturas. De este modo, el Consistorio deseó remarcar los elementos ahora que ya están en el albergue de Trinitarios, cuyas 58 plazas estaban ahora terminadas desde el mes de noviembre.

Con el albergue de Jesús y María se aúnan 50 plazas mucho más para este colectivo. Se trata de un recurso provisional, hasta el 31 de marzo, ya que el albergue de Jesús y María marcha frecuentemente como albergue turístico o de peregrinos que efectúan el Camino de Santiago.

De este modo, tanto el albergue de Trinitarios como el de Jesús y María acogen, en estos instantes, a personas sin hogar o transeúntes. No obstante, el perfil cambia en los dos espacios. Mientras la gente acogidas en Trinitarios son de mayor edad y con mucho más arraigo en Pamplona, quienes usan el albergue Jesús y María son, en su mayor parte, jóvenes menores de 30 años de origen norteafricano.

Los servicios que proporciona el Ayuntamiento a la gente usuarias del albergue Jesús y María van alén del mero hospedaje nocturno. En preciso, se da cena y desayuno. Además, el espacio tiene aseos y duchas. En un principio, el horario de entrada se estableció a las 20.30 horas y el de salida, a las 8.30 horas. No obstante, con la ola de frío se puso en marcha asimismo el protocolo diurno, con lo que los clientes tienen la posibilidad de mantenerse en el recinto hasta las 12.30 de la mañana.

El Centro de Atención a Personas sin Hogar de Trinitarios, por su lado, tiene plazas reservadas para acoger, por una parte, a personas censadas en Pamplona y, por otro, personas itinerantes, más allá de que las plazas tienen la posibilidad de ocuparse de forma indistinta por unos u otros si no se completan con la demanda de uno. Habitualmente, en la situacion de personas itinerantes, la estancia va a poder ser para un máximo de 3 días al año, más allá de que en la presente ola de frío se deja alargar la estancia.

En la situacion de personas censadas, la estancia máxima es de seis meses, dependiendo de la opinión de los Servicios Sociales municipales. El centro da a sus clientes hosting, conservación, información, acogida y promoción y tienen la posibilidad de formar parte en ocupaciones formativas. Con la puesta en marcha del protocolo diurno, los clientes tienen la posibilidad de mantenerse en el centro a lo largo de todo el día.

Dado que los dos elementos están terminados, el Ayuntamiento ha derivado en los últimos días a múltiples personas a otros elementos habitacionales, como pensiones y hostales, por medio de una colaboración interadministrativa con el Gobierno de Navarra. En la administración y derivación de personas a estos cobijes y elementos, el Consistorio tiene la colaboración de DYA, Aspace y Policía Municipal.

Más información

Los cobijes municipales de Trinitarios y de Jesús y María, en Pamplona, están terminados a lo largo de esta ola de frío