• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Los bomberos dan por controlados y perimetrados, pero no extinguidos, los incendios de Leire, Tafalla y Olleta-Leoz

img

Se ha rebajado al Nivel 1 del Plan de Emergencias

PAMPLONA, 17 Jun.

El Servicio de Bomberos de Navarra dió por controlados y perimetrados, pero no extinguidos, los incendios declarados el pasado martes en la Sierra de Leire, Tafalla y Olleta-Leoz, tras no generarse reavivamientos de las llamas en las últimas horas.

La presidenta de Navarra, María Chivite, se ha apartado a Yesa, donde fué informada por los causantes del operativo de extinción de la situación de los incendios. Además de agradecer el trabajo de quienes han luchado contra el fuego y resaltar la coordinación de los gadgets, la presidenta informó de que se ha rebajado al Nivel 1 del Plan de Emergencias para Riesgo de Incendios Forestales.

Chivite se ha reunido con los causantes del operativo en el puesto de mando adelantado, alejado a Yesa para ser útil de punto de acercamiento y coordinación de los trabajos de extinción.

Ha complacido "a todos y cada uno de los expertos y voluntarios que han prestado servicios" en la extinción de los incendios, y ha señalado "la colaboración institucional y asimismo de los efectivos de las distintas comunidades que participaron en el dispositivo".

Al referirse a la rebaja al Nivel 1 del Plan de Emergencias, indicó que, en todo caso, "proseguimos muy atentos de la evolución de la situación para eludir cualquier rebrote o nuevos focos", dado a que las condiciones son "extremas" gracias a las altas temperaturas.

Asimismo, ha insistido en el suplico del Gobierno de Navarra a la ciudadanía a fin de que evite cualquier actividad que logre sospechar un peligro de incendio.

En su llamamiento a la compromiso ha señalado que la sequía y las altas temperaturas hacen que sea preciso extremar las cautelas para eludir que se generen nuevos siniestros que logren perjudicar a recursos materiales o, como en la situacion de la ladera del monte Arangoiti en la Sierra de Leire, de "prominente valor ecológico".

La presidenta estuvo acompañada por el vicepresidente primero y asesor de Presidencia, Igualdad, Función Pública y también Interior, Javier Remírez; la directiva general de Interior, Amparo López; el directivo del Servicio de Bomberos, Pedro Zaro; el jefe de la Policía Foral, Juan Carlos Zapico, y el directivo de Servicio de Protección Civil y Emergencias, José Javier Boulandier. Por su parte, fué informada de la situación por el oficial de servicio, Josetxo Andueza.

El Grupo de Investigación Medioambiental de la Policía Foral informó de que la causa del incendio de la Sierra de Leire, del que SOS Navarra fue alertado a las 23.27 horas del pasado martes, semeja estar relacionada con los varios rayos generados por la tormenta seca registrada en la región.

La imposibilidad de atacarlo "de forma eficaz" a lo largo de la noche, siendo un espacio de "bien difícil ingreso" y no poder tener los medios aéreos, logró que se extendiese y forzó a encender, a primeras horas del miércoles, el Nivel 2 del Plan de Emergencias para Riesgo de Incendios Forestales, frente a la prueba de que el fuego no podía ser apagado con los medios propios de la Comunidad foral y existir peligro para la población.

De hecho, debieron ser expulsadas precautoriamente en torno a 30 personas que estaban en el Monasterio de Leyre, incluidos 22 frailes benedictinos, más allá de que el edificio no llegó a verse conminado por las llamas.

Durante la noche se cerró al tráfico la Autovía del Pirineo (A-21) para eludir inconvenientes de visibilidad de los conductores a raíz del humo.

La situación forzó a pedir la intervención de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, y tanto el Ministerio para la Transición Ecológica como el Gobierno de Aragón mandaron personas y medios aéreos para trabajar al lado de los bomberos de Navarra.

El fuego entró a primeras horas de la tarde de este jueves en etapa de estabilización, lo que dejó el regreso de los evacuados del Monasterio y la retirada de la UME, que se completó hacia las 20 horas, tal como el regreso a sus bases de los aeroplanos, helicópteros y personas aportados por el MITECO y el Gobierno aragonés.

Durante las últimas horas bomberos de múltiples parques han continuado con las trabajos de remate y refresco mientras que los helicópteros efectuaban descargas de agua, lo que permitió ofrecer por controlado el fuego al no crear una cuenta reavivamientos de las llamas.

En cuanto al incendio de Tafalla, se inició a las 22:43 horas del martes a la altura del pk. 22 de la carretera NA-132 (Estella- Tafalla - Sangüesa, que debió ser clausurada al tráfico) y avanzó con "enorme velocidad".

Tras haber entrado en etapa de control se causó un "fuerte rebrote" a lo largo de la mañana del miércoles que logró que se extendiese hacia terrenos del término municipal de Larraga, llegando a rebasar la NA-6140 (Tafalla - Miranda de Arga) que debía ser útil como cortafuegos.

Como el de la Sierra de Leire, fué dado por controlado, de la misma el proclamado sobre las 06 horas del miércoles cerca de la pista de ingreso al parque eólico ubicado entre las localidades de Olleta y Leoz, en la Valdorba.

En las próximas jornadas, personal del Guarderío Medio Ambiental del Gobierno de Navarra efectuará las mediciones de la área perjudicada por el fuego y valorará los daños.

El jueves por la mañana, en el lapso de las trabajos de extinción del incendio de la Sierra de Leire, resultó herido con fractura de tibia y peroné un bombero de 48 años, correspondiente a la Brigada Helitransportada de Miluze, al descender del helicóptero. Un vehículo todo-lote lo evacuó de la ladera y una ambulancia lo trasladó al Hospital Universitario de Navarra.

Más información

Los bomberos dan por controlados y perimetrados, pero no extinguidos, los incendios de Leire, Tafalla y Olleta-Leoz