• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

Localizados en Berriozar una mujer nonagenaria francesa y su hijo de 60 que estaban desorientados

img

PAMPLONA, 20 Ago.

Agentes de la Brigada de Comunicación y Enlace Operativo y de la Unidad de Cooperación Policial de la Policía Foral, en coordinación con la Policía Municipal de Berriozar y agentes franceses, han cooperado últimamente en la ubicación de un familiar de 2 personas de nacionalidad gala que estaban desorientadas en Berriozar.

Todo se inició con una llamada especial a SOS Navarra. La alertante comunicaba de que estaba con una mujer de 90 años de edad, absolutamente perdida, que solo se expresaba en francés, y que portaba su documentación personal y las llaves de un vehículo, que tampoco sabía dónde estaba.

En un principio SOS movilizó a una patrulla de la Policía Municipal de Berriozar que asistió al rincón. Los agentes municipales pidieron ahora colaboración a la Policía Foral.

Desde el Centro de Mando y Coordinación (CMC) de la Policía Foral, todas y cada una de las actuaciones dirigidas por el jefe de Sala estuvieron centradas en garantizar la situación de los ciudadanos franceses y a hallar a algún familiar o persona que pudiese hacerse cargo de ellos.

Se administró con la Policía Municipal la ubicación del vehículo, en cuyo interior estaba un varón de 60 años con déficit cognitivo y también hijo de la mujer perdida. También se pidieron a SOS Navarra elementos médicos para mover a ámbas personas al Hospital Universitario de Navarra, para una opinión.

Con la identificación de la mujer, un agente de la Unidad de Cooperación Policial de la Policía Foral, a través del añadido de Interior de la embajada francesa en Madrid y del Centro de Cooperación Policial y Aduanera (CCPA) de Hendaya, efectuó las informaciones y gestiones proclives al conocimiento de la viable vida de demandas por desaparición de la gente localizadas en Berriozar y a la ubicación de familiares u otras entidades que tengan la posibilidad de hacerse cargo de exactamente las mismas.

Fruto de estas gestiones, se recibió la llamada de un hijo y hermano de la gente perjudicadas. Indicó que podría moverse a Pamplona al día después, desde su hogar en cercanías de Toulouse. Desde el Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral se sostuvieron contactos con el Hospital Universitario de Navarra, donde madre y también hijo han quedado ingresados.

Al día después, una patrulla de seguridad ciudadana acompañó al familiar hasta el hospital y más tarde hasta el sitio donde estaba el vehículo a fin de que hacerse cargo del mismo, informó la Policía Foral en una nota.

Más información

Localizados en Berriozar una mujer nonagenaria francesa y su hijo de 60 que estaban desorientados