Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Las empresas públicas de Navarra logran récord en resultados operativos

Las empresas públicas de Navarra logran récord en resultados operativos

PAMPLONA, 28 Jun. - La Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN), matriz de las sociedades públicas de Gobierno de Navarra, ha presentado sus cuentas anuales de 2022 con un resultado operativo consolidado positivo de 44,7 millones euros -resultado operativo de la actividad antes de impuestos, amortizaciones y subvenciones (EBITDA)-, lo que supone un 23% más respecto a 2021. "Esta cifra representa los mejores resultados de la actividad de su historia y reafirma la sostenibilidad financiera del sector público empresarial", ha explicado la CPEN en una nota de prensa.

La mayor aportación al EBITDA la realizan la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT), Salinas de Navarra y la filial Autopistas de Navarra. Esta última no es sociedad pública de Navarra, pero dado que CPEN ostenta una participación del 50%, consolida en sus cuentas junto al resto de sociedades de la Corporación.

A pesar de lo anterior, y tras el impacto de las amortizaciones del inmovilizado, los resultados consolidados de la Corporación en 2022 fueron de 20,3 millones de euros negativos, derivados, principalmente, de la pérdida de carácter contable de la operación de compraventa del Circuito de Navarra, en virtud del contrato formalizado entre la sociedad pública NICDO y Motor Sport Vision (MSV). La operación ha supuesto un deterioro contable de las instalaciones de 31,5 millones de euros.

Asimismo, tal y como se observa en las cuentas consolidadas del grupo, los ingresos de 2022 ascienden a 225 millones de euros, un 8% superiores a los del año anterior, procedentes principalmente del incremento de los ingresos por venta de energía eléctrica en el parque empresarial de la CAT y del incremento de actividad en algunas sociedades instrumentales.

Por otro lado, en 2022 los activos consolidados del sector público empresarial ascendieron a 871 millones de euros, financiados mayoritariamente por el patrimonio neto del grupo, que alcanza los 667 millones, y por un endeudamiento bancario de 61 millones, que representan un 7% sobre el total de activos.

En este sentido, CPEN y sus sociedades han reducido en 2022 su endeudamiento en 7,9 millones de euros, por el efecto neto derivado, por un lado, de la cancelación de préstamos en Sodena y Nicdo; y, por otro, del mayor endeudamiento de Nasuvinsa para desarrollar el Navarra Social Housing. La corporación ha pasado de los 68,86 millones de deuda acumulada en 2021, a los 60,97 millones de 2022.

En el plano de las inversiones, se dedicaron 58,29 millones de euros a inversiones de carácter inmobiliario y financieras para el apoyo del tejido industrial navarro, esencialmente.

"Estos estados financieros muestran que, Navarra cuenta con un sector público empresarial saneado, equilibrado, profesionalizado y preparado para afrontar los retos venideros como palanca de desarrollo social, económico y territorial para la Comunidad foral", ha destacado la CPEN.

El Gobierno de Navarra participa, a través de CPEN, en 16 sociedades públicas y más de 70 sociedades con participación minoritaria.

La plantilla de las sociedades públicas estuvo integrada al cierre de 2022 por 1.647 profesionales. El 47% eran mujeres frente al 53% de hombres y el 71% tenían contratos fijos frente a un 29% de eventuales.

En este sentido, en marzo de 2023, el Gobierno de Navarra autorizó una tasa específica habilitada con carácter extraordinario en la ley de Presupuestos Generales del Estado para la reducción de la temporalidad en el empleo público. La eventualidad en puestos estructurales de las sociedades públicas se estima que se reduzca progresivamente al 15,5% en 2023, 9,7% en 2024 y al 6,8% en 2025.

CPEN ha explicado que "las sociedades públicas se caracterizan por poner al servicio de Navarra un profundo y especializado conocimiento en una amplia variedad de áreas de actividad como, por ejemplo, agricultura y ganadería; vivienda y desarrollo del territorio; financiación y desarrollo del tejido empresarial; medio ambiente; gestión de infraestructuras (como depuradoras, centros de telecomunicaciones, de supercomputación o instalaciones culturales, deportivas y de ocio); educación; cartografía y sistemas de información territorial; divulgación científica; actividad industrial; inteligencia artificial, o medicina personalizada.