Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La reducción de muertes por ictus en Navarra es del 34% en los últimos 15 años

La reducción de muertes por ictus en Navarra es del 34% en los últimos 15 años

PAMPLONA, 24 Nov.

El Boletín de Salud Pública correspondiente al último trimestre del año ha publicado nuevos datos sobre la mortalidad por ictus en Navarra. Durante el quinquenio 2018-2022, se registró un promedio de 347 fallecimientos por año debido a esta causa en la región (194 mujeres y 153 hombres), representando el 5,9% del total de fallecimientos en 2022. En los últimos 15 años, hemos sido testigos de una disminución en el número de fallecimientos, pasando de 443 en 2008 a 362 en 2022, con una reducción del 34% en las tasas ajustadas.

Al analizar los grupos de edad, se destaca que ha habido descensos significativos del 25% al 42% en las personas mayores de 65 años. Sin embargo, las tasas se han mantenido estables en el grupo de menores de 65 años durante este último quinquenio en comparación con los dos anteriores.

Es importante mencionar que la tasa ajustada de mortalidad por ictus en Navarra es ligeramente inferior a la estimada para España en el mismo período, siendo de 45 por cada 100,000 habitantes en Navarra y de 48 por cada 100,000 en España. Además, dicha tasa es más alta que la registrada en Luxemburgo, Suiza y Francia, que son los países con las tasas más bajas de Europa en 2019 (entre 40 y 42 por cada 100,000 habitantes). Cabe destacar que se han observado descensos similares en el número de fallecimientos y en la tasa de mortalidad por ictus en toda la Unión Europea, con un descenso medio anual del 4.2% en el período 1996-2015, muy similar al 4.1% observado en Navarra.

Según informa el Gobierno de Navarra, este descenso en la mortalidad por ictus se debe en gran medida a las mejoras en la supervivencia después del evento y en menor medida a una disminución en la incidencia del mismo, según algunos estudios. Entre los avances que han contribuido a la reducción de la letalidad después de un ictus se encuentran la trombolisis y el desarrollo de las unidades de ictus, así como tratamientos más recientes como la trombectomía. También se ha observado una disminución del tabaquismo y mejoras en el diagnóstico y manejo de la hipertensión, lo que ha contribuido a esta tendencia positiva. Además, se ha observado una disminución en la incidencia de ictus debido a mejoras en la prevención primaria y en el manejo de los factores de riesgo.

Es importante destacar que el ictus también es una causa importante de ingreso hospitalario en Navarra. Durante el año 2021, se registraron 1,230 ingresos por ictus en los hospitales de la región, de los cuales 1,114 correspondieron a personas residentes en Navarra (543 hombres y 455 mujeres). Los 116 ingresos restantes correspondieron a personas que residían fuera de Navarra.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el ictus es la principal causa de discapacidad física en adultos y una de las principales causas de mortalidad y demencia. Se estima que el número de personas que sobreviven a un ictus aumentará en un 27% en Europa en los próximos 30 años, debido al envejecimiento de la población y a las mejoras en la supervivencia.