Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La normalidad regresa a las carreteras de Navarra tras las inundaciones de los ríos.

La normalidad regresa a las carreteras de Navarra tras las inundaciones de los ríos.

PAMPLONA, 28 Feb.

Tras las intensas lluvias que el martes dejaron ríos desbordados en la zona norte y centro de Navarra, las carreteras de la Comunidad foral están volviendo a la normalidad y actualmente sólo se encuentra cortada la A-1 en el kilómetro 396 sentido Irún y dos vías de la red secundaria.

Según ha explicado el Gobierno foral, las precipitaciones han sido muy escasas en las últimas horas y no se esperan lluvias significativas, por lo que la situación se está normalizando en la zona norte de Navarra y en la Cuenca de Pamplona, donde las riadas no han causado daños de especial relevancia. Las estaciones se encuentran en situación de normalidad y se han bajado los niveles de los planes de alerta.

Sin embargo, el Ejecutivo ha indicado que hay que mantener la precaución en la zona norte, ya que con las precipitaciones acumuladas pueden darse deslizamientos de terreno. "El mayor riesgo de desprendimiento de taludes se produce a partir de ahora ya que los taludes están saturados de agua", ha advertido.

El pico de la crecida se ha desplazado ahora a la zona sur, donde a última hora de este miércoles se encuentra en situación de alerta el Ebro a su paso por Castejón, con un caudal previsto de 2088 m3/s, y el Arga en Funes, con 764,20 m3/s. Se espera que el Ebro llegue a su máximo caudal en Tudela la madrugada de este jueves 29 de febrero, sobre las 2.30 horas, con un caudal de entre 2.050 y 2.100 m3/s. No obstante, con los datos actuales de caudales no se esperan afecciones en núcleos urbanos ni servicios esenciales, más allá de cortes puntuales de carreteras e inundación de zonas de cultivo.

La situación en la red de carreteras de la Comunidad Foral, que sufrió varias incidencias durante la jornada del martes, está volviendo a la normalidad.

Sobre las 14 horas, se mantiene cortada la calzada en la autovía A-1 sentido Irún en Olazagutía por desprendimiento y se ha habilitado un desvío por la salida 395. La consejera de Interior, Función Pública y Justicia del Gobierno foral, Amparo López, ha informado de que un geólogo se ha desplazado a la zona para evaluar la situación y tratar de reabrir la carretera a lo largo del día.

También está cerrada al tráfico la carretera NA-4150 Leitza-Goizueta-Hernani entre los kilómetros cero y 12 por desprendimiento y la NA-6140 Tafalla-Miranda de Arga entre los kilómetros 10,8 y 13,4 por desbordamiento del río Ega.

En Castejón, donde se espera que la punta del Ebro llegue entre las 15 y las 18 horas, el río ha saltado una mota junto al puente Sancho el Fuerte, por lo que es posible que se produzcan afecciones en la N-113. No está previsto que el desbordamiento alcance la AP-15.

Para al fin de semana, AEMET prevé nuevas precipitaciones, sobre todo en la zona norte, pero no tan intensas como la de estos días, por lo que no se esperan nuevos incidentes.