• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

La juez manda a prisión a un culpado por crueldad de género por quebrantar la orden de alejamiento en Pamplona

img

PAMPLONA, 14 Jun.

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Pamplona dictaminó este lunes el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de un culpado por delitos de crueldad de género por haber quebrantado la orden de alejamiento y comunicación de su expareja.

En el coche, que puede ser recurrido, la jueza cree que no hay otra medida para resguardar a la víctima, que está embarazada de cinco meses. El investigado, que continuará en prisión hasta la celebración del juicio, aseguró que si queda en independencia volverá a quebrantar el alejamiento, informó el TSJN.

En la comparecencia conmemorada frente a la juez, el Ministerio Fiscal y la letrada del Servicio de Atención a la Mujer pidieron el ingreso en prisión del encausado. El letrado defensor, por su lado, interesó que quedara en independencia provisional y sin fianza.

El encausado, según enseña la jueza en la resolución judicial, fue culpado por un delito de crueldad de género recientemente mucho más de un mes. En este transcurso de tiempo, ahora se han iniciado 2 atestados por teóricos quebrantamientos en Pamplona de la pena de alejamiento y la prohibición de comunicación.

En uno, el que produce el presente trámite, el encausado no solamente se aproximó a la denunciante a menos de 300 metros, sino la agarró en oposición a su intención y le charló. Para la juez, esta conducta acredita que la pena impuesta "no fué bastante para resguardar a la víctima".

Asimismo, destaca que la opinión policial sobre este tema es de peligro "radical". Al respecto, señala que los policías que asistieron en auxilio de la denunciante se hallaron al hombre en las inmediaciones.

Por todo ello, la jueza afirma que resulta "visible que no hay otra medida menos costosa para eludir la reiteración delictiva" y la protección de la víctima que la prisión provisional, en tanto que nuestro investigado reconoció los hechos -no es el primer quebrantamiento- y, además de esto, aceptó que tiene la localización del móvil inteligente de la denunciante sin su permiso.

Más información

La juez manda a prisión a un culpado por crueldad de género por quebrantar la orden de alejamiento en Pamplona