• viernes 01 de julio del 2022
728 x 90

La juez dictamina el ingreso en prisión del investigado por el homicidio de su hermano en Tafalla

img

El acusado ha reconocido los hechos en su declaración judicial y la víctima presentaba 15 lesiones de un elemento tajante, ocho el cuello

PAMPLONA, 22 Jun.

La titular del Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción número 2 de Tafalla ha decretado este miércoles el ingreso en prisión del investigado por el homicidio este martes de su hermano en la citada ciudad. En su declaración judicial, ha reconocido los hechos.

En el coche, la juez señala que en un caso así, de las ocupaciones de investigación policial y judicial, "concurren sobrados rastros de
la comisión de hechos con letras y números de delito".

Señala conque el presente instante, "y sin perjuicio del resultado de las indagaciones atentos de llevar a cabo", los hechos forman un delito de asesinato. Además, apunta, concurría en el presente caso la coyuntura mezclada de vínculo, actuando como agravante. Por tanto, "las penas de cárcel atribuidas al delito objeto de investigación sobrepasan con creces los un par de años que pide el art. 503 de la LECrim para pactar la prisión provisional".

Asimismo, la juez señala que "los rastros de delito son concluyente contra el investigado". Con las precauciones propias actualmente procesal del caso, manifiesta que "los hechos vienen acreditados indiciariamente por la confesión del detenido, C.G.Z., quien el día de ayer, hacia las 6.30 horas de la madrugada, se presentó en la comisaría de Policía Foral de Tafalla manifestando que había matado a su hermano". Además, apunta que el investigado presentaba en aquel instante restos de sangre por su ropa.

Según muestra el coche, en el acta del alzamiento del cadáver que se efectuó el martes por el juzgado, se dejó perseverancia de que en la vivienda donde radicaban los dos hermanos se halló el cuerpo ahora sin vida de M.M.G.Z. con restos de sangre en cara y cuerpo y lesiones que parecían haberse causado presuntamente por un arma blanca (un cuchillo de cocina).

En el atestado policial, añade, se recogió que el cuerpo presentaría un mínimo de 15 lesiones producidas por un factor tajante, localizándose cuando menos ocho de ellas en la región del cuello. Y se fotografío el cuchillo de cocina lleno de sangre que se halló al costado del cadáver. Al investigado, en el instante en el instante posterior a su detención, se le realizaron pruebas de detección de consumos anteriores de alcohol y drogas, dando resultado negativo.

Del informe previo de autopsia realizado al fallecido, muestra el coche, se han constatado como causa de la desaparición instantánea shock
hipovolémico-rotura aortica y herida por arma blanca, "ello sin perjuicio de lo que logre comprobarse más tarde en el informe definitivo de autopsia".

Según el coche, el investigado, en su declaración en sede judicial este miércoles, ha reconocido los hechos tratando justificar su
actuación en que llevaba bastante tiempo opinando con su hermano y que éste le había conminado en muchas otras oportunidades. Ha negado haber bebido alcohol ni tomado drogas antes de cometer estos sucesos, manifestando que padeció un "arrebato"; tras debatir con él por múltiples elementos personales.

Además, ha señalado que sufre lo que él llamó un 'trastorno disocial de la personalidad' pero indicó que no está siguiendo ningún régimen. También ha justificado su actuación diciendo
que su hermano había estado en la prisión y que asimismo tenía trastornos sicológicos.

La juez arguye que el fundamento para la adopción de la medida de prisión provisional es eludir el peligro de fuga y también señala que al delito investigado se le atribuyen penas de cárcel graves que
"supondrían el deseo del investigado de estimar escapar del país para evitarlas".

Asimismo, recopila que el investigado no tiene arraigo laboral y familiar, no trabaja ni lleva a cabo actividad profesional, no posee hijos ni consta que tenga pareja sentimental, ni características a su nombre, mas allí de la vivienda donde vive que semeja ser de su madre y hermanas, a una parte de él. Por tanto, muestra la juez, en atención a las altas penas de cárcel que se atribuyen al delito presuntamente cometido y la carencia de arraigo del detenido, "el peligro de fuga resulta patente".

Explica el coche que la defensa ha pedido opción alternativa y subsidiariamente que se le ingresara en un centro siquiátrico, una medida que "no se marcha a adoptar". "Al investigado se le veía
relajado y no parecía padecer ningún brote siquiátrico siendo muy siendo consciente de lo que afirmaba o hacía. Es mucho más, su versión de los hechos fué idéntica a la que manifestó a la Policía y no se advirtieron además de esto restos de consumo de drogas o alcohol", señala.

Por otro lado, si bien el investigado ha manifestado padecer un trastorno de la personalidad, ha reconocido no estar en régimen por este motivo. "Por consiguiente, ahora mismo, la medida cautelar que procede es la de prisión provisional. Ello sin perjuicio de lo que se logre convenir en otro instante", ha concluido.