Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La Guardia Civil desmantela banda delictiva que saqueaba polígonos industriales en Navarra.

La Guardia Civil desmantela banda delictiva que saqueaba polígonos industriales en Navarra.

La Guardia Civil de Navarra ha llevado a cabo una operación llamada 'Rubio', que ha resultado en la detención e investigación de 11 personas en la Comunidad Foral. Los arrestados se enfrentan a cargos de pertenencia a grupo criminal, robo con fuerza en las cosas, hurto, receptación y desobediencia. Además, se han esclarecido una serie de robos cometidos en polígonos industriales de Navarra.

La investigación se inició a finales de 2021, después de que dos empresas en la Merindad de Olite presentaran denuncias por robos de materiales metálicos utilizados en su actividad industrial. Durante la investigación, se analizaron imágenes de grabación de las empresas afectadas y de otras ubicadas en los polígonos industriales donde se cometieron los robos.

Las grabaciones revelaron que dos personas se apeaban de un automóvil horas antes de que se cometieran los robos, realizaban comprobaciones para asegurarse de poder acceder a las naves industriales y luego abandonaban el lugar en un vehículo. Poco después, una furgoneta llegaba con cuatro personas más, que ayudaban a sacar los materiales robados de las dos personas que ya estaban dentro, cargaban la furgoneta y se marchaban.

Los investigadores también realizaron inspecciones en centros de reciclaje de Navarra, donde se encontraron pruebas de la venta de los materiales robados, como cobre, acero y aluminio. Las ventas se realizaban de manera dispersa en diferentes centros de reciclaje para evitar levantar sospechas.

Como resultado de las investigaciones, se descubrió que ocho personas, unidas por lazos familiares y amistad, estaban involucradas en una organización delictiva que perpetraba robos y hurtos coordinados. Estas personas reconocían previamente los lugares y tomaban medidas de seguridad para no ser descubiertas. Tras vender los materiales robados, se repartían el dinero, obteniendo beneficios superiores a los 17.000 euros.

Los ocho individuos fueron arrestados y puestos a disposición judicial. Todos ellos son varones residentes en diferentes localidades de Navarra y tienen edades comprendidas entre los 23 y 62 años. En total, se les imputan siete delitos de robo con fuerza en las cosas, tres delitos de hurto y un delito de pertenencia a grupo criminal.

Además, se presentaron cargos de desobediencia contra un hombre de 65 años, propietario de uno de los centros de reciclaje inspeccionados, por haberse negado presuntamente a permitir la inspección en repetidas ocasiones. Otros dos hombres, de 61 y 34 años, también fueron acusados de receptación.