• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

La Guardia Civil desmantela 12 puntos de venta y cultivo de sustancia en la Merindad de Tudela

img

PAMPLONA, diez Dic.

La Guardia Civil de Navarra ha desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada al tráfico de drogas en la Merindad de Tudela y ha desmantelado 12 puntos de venta y cultivo.

En la llamada operación 'Coresprin', fueron detenidas diez personas como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a conjunto criminal, tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico, sustracción de vehículo a motor y seis delitos mucho más por distintos hurtos, según informó la Guardia Civil en una nota.

En los registros se han localizado seis plantaciones 'indoor' con mucho más de 1.200 plantas de mariguana requisadas, 42 kilogramos de cogollos de mariguana envasados al vacío y listos para la venta, 104 gramos de speed, 20 gramos de MDMA, 16 pastillas de éxtasis y 12 gramos de polen de hachís. Con la venta de estas substancias estupefacientes tras su procesado, los detenidos habrían logrado presuntamnete unos provecho superiores al quinientos mil de euros.

La Guardia Civil ha intervenido 4.400 euros de dinero de curso legal y se han localizado asimismo 14.120 euros en billetes falsos de 20 y 50 euros. Por otra sección se les considera autores de tres delitos de defraudación de fluido eléctrico por un valor de 12.848,66 euros a compañías de electricidad.

En esta operación fueron detenidos ocho hombres y 2 mujeres de entre 27 y 55 años, vecinos todos ellos de localidades de la Merindad de Tudela.

Las indagaciones se comenzaron en ya transcurrido mes de julio de 2021 tras haberse localizado una furgoneta en la ciudad de Corella que había sido robada múltiples meses atrás.

Después del análisis y también investigación del hurto de la furgoneta se inició un trabajo paralelo, puesto que los agentes consiguieron aclaraciones de que los autores del este hurto pudieran estar traficando con distintas drogas en Tudela y en otras localidades de su Merindad.

Con estas aclaraciones y pruebas se dio comienzo a la operación 'Coresprin', de la que se hicieron cargo la Policía Judicial de la Guardia Civil de Navarra y el Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción Nº3 de Tudela.

Las primeras indagaciones llevaron a 2 personas conocidas por los agentes y que aparte de cometer latrocinios, presuntamente tenían en la venta de substancias estupefacientes su actividad delictiva primordial. Sobre estas 2 personas recayeron los primeros seguimientos y vigilancias hasta poder ofrecer en la ciudad de Corella con su base de operaciones, donde en teoría ejercitaban la actividad de venta de substancias estupefacientes.

El rastreo y análisis de la actividad delictiva de los 2 primeros objetivos dejó a los estudiosos ir escalando en el conjunto criminal, y se logró integrar a la investigación a nuevos objetivos, "con mucho más peso en el conjunto y por de esta manera decirse jefes de los primeros investigados", explicó la Guardia Civil. Todos ellos formaban presuntamente un conjunto criminal con perfección estructurado y que fundamentaban su actividad delictiva en la venta de substancias estupefacientes.

Derivado de los análisis y seguimientos completados a lo largo del avance de la operación 'Coresprin', se descubrieron seis peldaños jerárquicos, consiguiendo por último ofrecer con el supuesto jefe de la organización y mayor distribuidor de substancias estupefacientes para los otros peldaños de la organización.

Los últimos peldaños de la organización y a la postre, los detenidos con mayor aptitud para la plantación, precaución, recolección, procesado, preparación, empaquetado y distribución al por mayor de mariguana tomaban enormes cuestiones de inseguridad, según ha señalado la Guardia Civil. Se movían en múltiples automóviles, a alta velocidad, en rutas secundarias y sinuosas, realizando el primero de lanzadera. Utilizaban asimismo 'walkies' para la comunicación mientras que se desplazaban al rincón donde tenían las plantaciones o efectuaban las transferencias de substancias estupefacientes.

Con la explotación de la operación se realizaron 12 entradas y registros simultaneas en las localidades de Arguedas, Cascante, Castejón, Cintruénigo, Corella, Tudela (Navarra) y Cervera del Río Alhama (La Rioja). Para estas entradas simultaneas, los agentes de la Policía Judicial contaron con el acompañamiento de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) y de la Unidad Cinológica de la Guardia Civil de Navarra.

Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de Instrucción número tres de Tudela. Se ha decretado prisión para 2 de los detenidos y el resto fueron puestos en independencia con cargos.

Más información

La Guardia Civil desmantela 12 puntos de venta y cultivo de sustancia en la Merindad de Tudela