• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

La economía navarra medró un 4% mucho más en la última década merced al aporte de la gente migrantes, según una investigación

img

PAMPLONA, 20 Ene.

La economía de Navarra medró un 4% mucho más en la última década merced al aporte de la gente migrantes, según un informe sobre el encontronazo económico y demográfico de este colectivo en la Comunidad foral, que ha anunciado este viernes el Gobierno de Navarra y que ha elaborado la asesora Red2Red.

El mismo informe concluye que, por cada euro neto que Navarra invierte en servicios públicos para la población migrante, la economía foral se enriquece en 2 euros mucho más.

El asesor de Políticas Migratorias y Justicia del Ejecutivo foral, Eduardo Santos, ha anunciado el informe en rueda de prensa al lado de 2 de sus autores y organizadores, el economista, especialista en Relaciones Internacionales y directivo de Red2Red, José Moisés Martín; y la socióloga y también estudiosa que ha coordinado la elaboración del informe, Anabel Suso.

Eduardo Santos ha señalado "el rigor en la elaboración de este trabajo y el valor que sus conclusiones aportan al enfrentamiento popular". "Este informe no quiere delimitar el enfrentamiento de la migración como un hecho sencillamente utilitarista. Desde nuestro departamento, y desde este Gobierno, siempre y en todo momento hemos defendido migrar como un derecho primordial de todas y cada una la gente. Pero alén de la riqueza cultural y popular, lo que pone de relieve este informe a la luz de los datos es el aporte indiscutible que la población migrante hace al confort común", ha señalado el asesor.

La primordial novedad que contribuye este estudio, conforme han subrayado sus autores, es el encontronazo sobre el desarrollo económico. Así, tras investigar los datos y producir modelos de proyecciones sobre de qué forma hubiera sido el desarrollo de Navarra sin población migrante, la primordial conclusión que se quita es que el beneficio económico estimado global de la participación de la gente migrantes en la economía de la Comunidad foral supuso un desarrollo agregada del 4% del PIB entre 2013 y 2021.

Así, el impulso de la gente migrantes fue entre los causantes determinantes para el desarrollo del confort, pero tal y de qué manera ha matizado José Moisés Martín, directivo de Red2Red, "sin embargo, el efecto de la pandemia en 2020 probablemente halla distorsionado los desenlaces, ya que entre 2013 y 2019, el aporte de la población migrantes al PIB de Navarra supuso un 7,2% mucho más de lo que podría haber sido esperable sin migración". Estos datos detallan que, merced a la participación de la población extranjera, la economía de la Comunidad Foral de Navarra medró complementariamente un 0,5% del PIB de forma anual entre 2012 y 2021.

Además, según el informe, el saldo entre lo que la sociedad navarra invierte en la población migrante y lo que recibe de ella es "precisamente dispar: siendo el presupuesto de la Comunidad foral en torno a un 23% del PIB en 2020 y el coste fiscal de la migración en Navarra semejante a un 0,23% del PIB, la aportación de forma anual que la población migrante hace a Navarra en concepto de desarrollo piensa un 0,5% de forma anual del PIB". "Por lo tanto, la población migrante regresa el doble de la inversión que Navarra hace en ella", recopila.

Para el estudio se he considerado como población migrante aquella que, en 2021, tenía nacionalidad extranjera, unas 71.441 personas, el diez,8% de la población total de Navarra. Si bien el volumen de personas nacidas fuera de España en Navarra es mayor, unas 108.522 personas (16,4% de la población), para este estudio, y por causas de cruce de datos, se tuvo solo presente el encontronazo del primer conjunto -personas con nacionalidad extranjera- puesto que la mayoría de las fuentes estadísticas libres, a salvedad del padrón, solo recogen esta variable.

Este estudio se hizo, conforme han explicado sus autores, a través de la revisión de literatura académica de hasta 30 estudios experimentales, análisis de regresiones estadísticas, análisis de datos y asimismo a través de el avance de estimaciones sobre la contabilidad en el campo público, tal como modelos y proyecciones de desarrollo económico.

"De los datos no hacemos votaciones, pues son datos. Pero de ahora en adelante, cuando menos en el ámbito de la Comunidad foral de Navarra debe partir de estos datos o si se rebaten que se hagan con otros reportes o estudios elaborados, por lo menos, con exactamente el mismo rigor", ha señalado el asesor Eduardo Santos.

Además de investigar el desarrollo económico, el estudio examina otras cinco cambiantes sobre las que chocan las migraciones como son el consumo, el mercado de trabajo, la vivienda, los capital fiscales de forma directa atribuibles y el gasto público de forma directa atribuible a la gente migrantes.

Así, otra de las primordiales conclusiones es que una mayor contratación de población migrante no repercute a una mayor cota de desempleo en la población autóctona. "Los datos desmienten de este modo el dicho de que los migrantes quitan trabajo a la población autóctona. Los análisis y los estudios no acreditan este apunte para la Comunidad foral de Navarra al igual como no lo acreditan para otros sitios", explicó el economista y también estudioso José Moisés Martín, directivo del estudio. Es mucho más, según apunta el informe, la existencia de población migrante estimula el mercado de trabajo y las tasas de contratación medran al mismo ritmo, tanto para población local, tal como recién llegada.

De igual forma, si hay aproximadamente migrantes en el mercado de trabajo tampoco impacta en los sueldos. "No hay un efecto importante. En términos de mercado de trabajo, unas 25 regresiones efectuadas en distintas ámbitos concretos detallan desenlaces que rechazan las declaraciones de que la migración quita trabajo, ni desarrollan mucho más paro, ni provoca que caigan de los sueldos", ha remarcado Moisés Martín. Sí que el estudio apunta, que a la inversa de lo que pudiese parecer, una mayor participación de la población migrante en los servicios relaciona de forma importante y efectiva con el aumento de los sueldos de las mujeres.

Lo que el estudio asimismo prueba es que las condiciones laborales de la gente migrantes en Navarra son "precisamente mucho más precarias" que las de nacionalidad de españa. La mayoría de la población autóctona, el 79%, está en cargos laborales con contrato indefinido, al paso que entre la población extranjera mucho más de la mitad, el 57%, tiene un contrato temporal. Atendiendo a la jornada laboral, nuevamente, más allá de que la día completa es mayoritaria en todos y cada uno de los casos, la proporción de personas de nacionalidad de españa que tiene día completa es superior entre la población de españa (86%) que entre la extranjera (79%).

Igualmente, la población extranjera que vive en Navarra padece con una mayor frecuencia ocasiones de desempleo, transformándola en mucho más vulnerable. Sin embargo, según ha señalado la socióloga Anabel Suso y asimismo autora del estudio, es que en los datos de protección popular no se genera ningún desequilibro, la gente migrantes solo representan el peso que tienen en la sociedad y no perciben mucho más posibilidades mucho más que les tocan, el 11,2% del total de las posibilidades en Navarra.

Por otro lado, y atendiendo mucho más a los puntos demográficos, Anabel Suso, ha amado poner énfasis el papel de la población de origen extranjero de forma especial en la revitalización del territorio. "En Navarra en contraste a otras comunidades, una gran parte de la población extranjera habita en núcleos de población rural. El 40% de la población de nacionalidad extranjera en Navarra radica en ayuntamientos de menos de diez.000 pobladores, el 58% si tenemos en cuenta los ayuntamientos de menos de 20.000 pobladores. Reside eminentemente en ayuntamientos de las ubicaciones Ribera y Ribera Alta. Por tanto, la población migrante contribuye mano de obra al medio rural, frena el envejecimiento y la despoblación territorial", ha señalado la estudiosa.

Más información

La economía navarra medró un 4% mucho más en la última década merced al aporte de la gente migrantes, según una investigación