Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La cosecha de uva en Navarra para 2023 cae a 56 millones de kilos, una disminución de 4 millones respecto a 2022.

La cosecha de uva en Navarra para 2023 cae a 56 millones de kilos, una disminución de 4 millones respecto a 2022.

La vendimia en Navarra ha enfrentado diversos desafíos este año debido a la sequía, las olas de calor y las lluvias torrenciales. Esta situación ha llevado a una disminución en la producción de uva, con 4 millones de kilos menos recogidos en comparación con el año anterior. Aun así, este dato no incluye las últimas uvas destinadas a los vinos de 'vendimia tardía'.

La finalización de la vendimia fue marcada por el consejero de Desarrollo Rural del Gobierno de Navarra, José Mari Aierdi, y el presidente del Consejo Regulador de la D.O. Navarra, David Palacios, quienes cortaron el último racimo en la viña del convento de San Francisco en Olite. Esta campaña, que comenzó alrededor del 14 de agosto en las zonas de la Ribera Baja y Alta, ha sido calificada como la más temprana en la historia de la región vitivinícola de Navarra.

El Gobierno de Navarra ha informado que la disminución en la producción se debe a la sequía, las olas de calor y las lluvias torrenciales. A pesar de estos desafíos, 83 bodegas y 1.600 viticultores lograron recoger la uva de cerca de 10.000 hectáreas de viñedo de manera escalonada y en el mejor momento posible.

El consejero José María Aierdi ha destacado el esfuerzo realizado por los viticultores y bodegas en esta vendimia, al tiempo que ha resaltado la importancia económica de la industria vitivinícola para el sector primario y el desarrollo de las áreas rurales de Navarra.

Por su parte, David Palacios, ha valorado la campaña de este año a pesar de su complejidad. Destacó la calidad de la uva recolectada, lo que permitirá a las bodegas elaborar sus mejores vinos y conquistar el mercado con sus magníficas creaciones.

La Denominación de Origen Navarra se distingue especialmente por sus rosados, la emblemática Garnacha y la frescura de sus vinos blancos, rosados y tintos. Los viñedos de Navarra se dividen en cinco áreas de producción diferenciadas, cada una aportando su propia personalidad a los vinos: Baja Montaña, Valdizarbe, Tierra Estella, Ribera Alta y Ribera Baja. Las variedades autóctonas como la Garnacha y el Tempranillo ocupan cerca del 70% del viñedo, mientras que el 86% de las uvas producidas son tintas y el 14% son blancas.