• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

La Clínica Universidad de Navarra y el Cima abren una vía para tratar el tumor cerebral mucho más mortal en pequeños

img

Por primera oportunidad se intentó con un virus oncolítico el glioma intrínseco difuso de leño

PAMPLONA, 30 Jun.

La Clínica Universidad de Navarra y el Cima han abierto una vía para el régimen del tumor cerebral que mucho más muertes causa en pequeños. Por primera oportunidad en el planeta se intentó con un virus oncolítico a pacientes con glioma intrínseco difuso de leño y se demostró que el trámite es "realizable y seguro".

Los desenlaces de este ensayo clínico, creado íntegramente en Navarra, se han anunciado en el último número de New England Journal of Medicine, entre las gacetas científicas de mayor encontronazo en Medicina. En su editorial, la publicación resalta el "carácter reciente" del régimen con virus oncolíticos para esta clase de tumores y destaca la relevancia de que se haya realizado "una investigación pequeño y con una población bien elegida", ha destacado en una nota la Clínica.

"El glioma intrínseco difuso de leño es un tumor malvado que infiltra el leño cerebral y que por consiguiente perjudica a construcciones vitales del sistema inquieto central ocasionando manifestaciones neurológicas graves. Se trata de un tumor belicoso, con un pronóstico todavía sombrío", enseña el Dr. Jaime Gállego, experto del Departamento de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra y coordinador de su Área de Tumores Cerebrales. Actualmente su régimen se apoya en la radioterapia, más allá de que media parta de los pequeños que la reciben no subsisten mucho más de un año.

El ensayo de la Clínica Universidad de Navarra ha consistido en inyectar en el tumor un virus oncolítico creado en el laboratorio de los Dres. Juan Fueyo y Candelaria Gómez-Manzano, del MD Anderson Cancer Center de Houston, y con quienes el Laboratorio de Terapias Avanzadas para Tumores Sólidos Pediátricos del Cima y la Clínica Universidad de Navarra sostienen una angosta colaboración.

La intervención se efectuó en 12 pacientes pediátricos con diagnóstico reciente de glioma intrínseco difuso de leño, que vienen de España y de otros países de europa. "En exactamente la misma intervención efectuamos primero una biopsia del tumor y, ahora, inyectamos el virus dentro suyo", enseña la Dra. Sonia Tejada, experto en Neurocirugía responsable del trámite quirúrgico. "Hasta recientemente, estos tumores localizados en el leño cerebral no se biopsiaban ni examinaban por el peligro de consecuencias neurológicas derivadas de nuestra biopsia. Este ensayo no solo permitió conseguir muestras de los tumores y caracterizarlos molecularmente, sino demostró que la inyección intratumoral de un virus oncolítico en estos tumores del leño cerebral es realizable y se abre como una exclusiva vía de régimen", comentan los Dres. Gállego y Tejada.

Los desenlaces del ensayo prueban que el trámite "es viable y seguro, o sea, solamente generó toxicidad y los resultados perjudiciales vistos son en su mayor parte leves y aceptables". "A los pocos días de la operación los pacientes han recibido el alta del hospital y continuaron a tratarse con radioterapia en sus propios centros. Al tratarse de un ensayo etapa I efectuado en un número muy achicado de pacientes no tenemos la posibilidad de obtener conclusiones sólidas sobre la efectividad del régimen, si bien es verdad que la mayor parte de los pacientes tuvieron una supervivencia mayor de la aguardada, un resultado esperanzador que anima a continuar explorando esta opción alternativa terapéutica", asegura la Dra. Marta Alonso, directiva del Laboratorio de Terapias Avanzadas para Tumores Sólidos Pediátricos del Cima y de la Clínica Universidad de Navarra.

El Dr. Marc García, estudioso posdoctoral del Laboratorio, enseña que "la experimentación nos dejó desarrollar modelos animales de este género de tumor, probando más tarde que este virus es eficiente contra esta clase de tumor y que el efecto con la radioterapia puede ser sinérgico. Esta investigación traslacional nos llevó a utilizar este régimen en pequeños con esta patología".

Este ensayo clínico de carácter académico -no relacionado con la industria- fué respaldado por aportaciones de donantes, un emprendimiento del European Research Council (ERC-Consolidator, concedido a la Dra. Alonso) y por nuestra Clínica Universidad de Navarra que ha reconocido como el ensayo de interés general.

"Este caso exhibe la relevancia de los ensayos clínicos y el valor de iluminar novedosas vías de régimen para aquellas anomalías de la salud graves que no tienen cura todavía", añade el Dr. Jaime Gállego, que resalta asimismo "el carácter multidisciplinar y colaborativo con el que se ha creado el estudio, con la participación de múltiples expertos de la Clínica Universidad de Navarra y de otros centros que lo hicieron viable".

El virus oncolítico usado en el ensayo clínico es un adenovirus, un género de virus que causa en la mayoría de los casos cuadros catarrales en la población. Este virus fué cambiado genéticamente a fin de que solo logre infectar, contestarse y matar selectivamente a las células tumorales.

Además de ese efecto directo sobre las células tumorales, el virus oncolítico ejercita otro efecto antitumoral agregada fortaleciendo la acción del propio sistema inmune del tolerante en oposición al tumor. En este estudio los autores pudieron "investigar el tumor y su microambiente antes del régimen, y pudieron revisar los cambios producidos y la contestación inmune antitumoral desencadenada tras la administración del virus", muestra la Dra. Marta Alonso.

"Al carecer de un régimen eficiente para este género de tumor, hay un fluído incesante de tácticas que se abren y se cierran", añade la Dra. Alonso. "Merced a este ensayo académico tenemos una promesa, una vía mucho más prometedora para continuar continuando hacia la cura de esta patología".

Más información

La Clínica Universidad de Navarra y el Cima abren una vía para tratar el tumor cerebral mucho más mortal en pequeños