Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

La Audiencia de Navarra condena a mujer por obligar a prostituirse a inmigrante ilegal

La Audiencia de Navarra condena a mujer por obligar a prostituirse a inmigrante ilegal

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha dictado sentencia condenando a una mujer paraguaya de 42 años a 2 años y 3 meses de prisión por obligar a una joven de su misma nacionalidad, en una situación vulnerable, a prostituirse en Pamplona.

La acusada deberá cumplir 2 años de prisión y pagar una multa de 3.600 euros por determinar coercitivamente la prostitución, y 3 meses de cárcel por favorecer la inmigración clandestina, con la atenuante de dilación indebida en el proceso.

Se le ha ordenado indemnizar con 20.000 euros a la víctima y mantenerse alejada de ella durante 5 años a menos de 200 metros sin comunicarse.

La condenada fue absuelta de varios delitos graves solicitados por la fiscalía, que pedía una pena de 64 años y 2 meses, al no ser comprobado que dirigía una red de trata de personas con fines de explotación sexual.

En cuanto a otros dos acusados, dos hombres navarros también han sido absueltos de delitos relacionados con la trata de personas, ante la falta de pruebas contundentes.

La sentencia detalla cómo la acusada reclutó a una joven paraguaya vulnerable, sin empleo ni conocimiento del idioma español, para llevarla a España engañada bajo la promesa de empleo en el cuidado de personas mayores o tareas domésticas.

Tras llegar a Pamplona, la acusada obligó a la joven a pagar una deuda ficticia de 3.000 euros a través de la prostitución, causándole un grave impacto emocional.

La víctima vivió en un estado de coerción durante semanas y finalmente logró escapar junto a otra mujer, terminando en un club donde siguió ejerciendo la prostitución inducida por la condenada.

A pesar de las dificultades lingüísticas y la adicción a sustancias, la joven no denunció los hechos cuando fue detenida en 2010, aunque más tarde recibió apoyo para recuperarse de esta terrible experiencia.

La Audiencia considera que no existió un grupo familiar que se dedicara a captar mujeres paraguayas para explotación sexual, desestimando las acusaciones de la fiscalía por falta de pruebas contundentes.

El proceso judicial se inició en 2016 y concluyó en 2019, señalando la Audiencia largos periodos de inactividad en la investigación por parte del Juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona.

La sentencia de 156 folios ha sido notificada este jueves a las partes, dejando claro que la justicia ha actuado con diligencia para esclarecer este caso de explotación sexual y trata de personas en Pamplona.